Una "Invasión" de cine independiente argentino en desembarca en Alemania
FESTIVAL INVASIÓN

Una "Invasión" de cine independiente argentino en desembarca en Alemania

El próximo fin de semana llega a la ciudad de Berlín la sexta edición del “Festival Invasión”, que exhibirá una propuesta de las producciones audiovisuales independientes argentinas.

La sexta edición del “Festival Invasión”, que tiene como protagonista al cine independiente argentino y cuya finalidad es dar a conocer “las producciones más arriesgadas de realizadores que hacen de la incertidumbre una mirada y de la puesta en escena una forma de organizar el mundo”, según destacan sus organizadores, llegará el próximo fin de semana a la ciudad alemana de Berlín.
“Desde el primer momento el objetivo del festival fue mostrar y compartir el cine que nos gusta, películas que para nosotros son excepcionales, pero que lamentablemente no consiguen distribución en Alemania”, expresó la directora del festival, Julieta Zarankin, en una entrevista.
Con sede en Berlín, en esta ocasión en el Wolf Kino del barrio de Neukölln, a partir de 2017 el encuentro comenzó a expandirse a otras ciudades alemanas como Múnich, Wiesbaden, Karlsruhe, y este año añade a Frankfurt.
La inauguración tendrá lugar el próximo viernes a las 19.30 con la proyección de “Flora no es un canto a la vida” (2019), de Iair Said; y luego se realizará una fiesta que contará con DJ Chamigo y en la que habrá degustación de especialidades gastronómicas y vinos argentinos.
Zarankin contó que “con el correr del tiempo, el festival se convirtió en un punto de encuentro. Cada noviembre, en Berlín, nos juntamos para ver y charlar sobre cine argentino”.
Esta edición compuesta por cinco largometrajes y dos cortos en idioma original con subtítulos en inglés, tendrá como tópicos que guiarán las distintas proyecciones “el pasado familiar, la búsqueda del deseo y el entrecruzamiento entre documental y ficción”, agregó la responsable de la muestra.
“El silencio es un cuerpo que cae” (2017), de Agustina Comedi; “Método Livingston” (2019), de Sofía Mora; “De nuevo otra vez” (2019), de Romina Paula; el cortometraje “Blue boy” (2019) y “Años luz” (2017), de Manuel Abramovich; “Las facultades” (2019), de Eloisa Soláas y el cortometraje “Parsi” (2018), de Eduardo Williams y Mariano Blatt, son los títulos que conforman la programación 2019.
Por otro lado, como parte del movimiento de intercambio cultural entre Berlín y Buenos Aires, “Invasión” presentará del 21 al 24 de noviembre un ciclo de cine alemán en la porteña Sala Lugones, en colaboración con el Goethe Institut, la Cinemateca Argentina y el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

- ¿Cómo surge la idea de organizar este festival?
Julieta Zarankin: Teníamos la convicción de sentir que la calidad y variedad del cine producido en Argentina iba a encontrar un público en Berlín, y así fue como en el 2014, en el marco del aniversario por los 20 años de hermandad entre las ciudades de Berlín y Buenos Aires, pudimos concretar el primer festival. En ese momento, elegimos 10 películas que proyectamos en el mítico cine Babylon y que funcionaron como disparadores para otras actividades culturales. Fue un mes entero de cultura argentina por toda la ciudad. Con el paso de los años nos concentramos en el cine contemporáneo y en 2016 concretamos la idea de intercambio cultural entre Berlín y Buenos Aires, con el apoyo del gobierno de esa ciudad alemana, se organizó la primera retrospectiva de Angela Schanelec en la Sala Lugones.

- ¿Qué se toma en cuenta para la elección de las películas que conforman la programación?
JZ: Tratamos de estar abiertos y receptivos a lo que se está produciendo en este momento y tratamos de dejarnos llevar por lo que vamos encontrando. En este sentido, la edición del 2018 estuvo compuesta por óperas primas de directoras mujeres y este año hay un predominio de documentales fuera de lo común, arriesgados.

- ¿Cómo se eligen los invitados?
JZ: Una vez que la selección de películas está hecha, tratamos de aprovechar las oportunidades que tenemos. Si algún director o directora están con sus películas en Europa, podemos invitarlos. Este año, se dio la casualidad de que programamos dos películas de Manuel Abramovich, que acaba de terminar su residencia en Berlín como becario del Servicio Alemán de Intercambio Académico, e invitamos a Alan Pauls, que está haciendo la residencia ahora, para que converse con él después de las proyecciones. Matías Iaccarino, el director de fotografía de “Método Livingston” vive en Berlín y Eloisa Soláas viene luego de presentar “Las Facultades” en la Viennale. Este año, por primera vez, surgió la posibilidad de hacer algo en conjunto con la Latinale, el festival de poesía latinoamericana, y decidimos mostrar “Parsi” e invitar a Eduardo “Teddy” Williams y a Mariano Blatt para que presenten la película y Mariano lea sus poemas en el cine.

- ¿Qué particularidad tiene el espectador alemán?
JZ: Berlín es una ciudad que cada día se vuelve más internacional. Mucha gente viene a vivir acá desde distintos lugares del mundo y hay mucha necesidad de poder acceder a una oferta cultural que no se limite exclusivamente a lo alemán. El 80% de las películas que se muestran en el cine en Berlín están dobladas. Cuando vine por primera vez a esta ciudad, hace 15 años, ese porcentaje era del 95%. Algo está cambiando y lo celebro.

- ¿Por qué eligieron “Invasión” como nombre del festival?
JZ: Por la gran película homónima que Hugo Santiago hizo en 1969, con guión de (Jorge Luis) Borges y (Adolfo) Bioy Casares. Es la cinta con la que abrimos la primera edición, exhibiéndola por primera vez en Alemania. Por otro lado, desde un punto de vista curatorial, su espíritu representa lo que el festival quiere ser.

COMENTARIOS