El sonoro cachetazo que recibió en las urnas el oficialismo bonaerense aún retumba en los despachos de la Gobernación. María Eugenia Vidal estaba convencida de que el complejo cuadro social y económico que venía palpando le terminaría inclinado la cancha electoral. Presagiaba una derrota frente a Axel Kicillof, pero ni en sus peores sueños imaginaba que la diferencia con el ...