En una iniciativa que busca poner en valor barrios periféricos, la tradicional muestra de decoración, arquitectura y diseño se llevará a cabo en un convento centenario del barrio porteño.