Esta entrega ampliará el ya existente equipamiento bibliográfico de cada establecimiento.
Esta entrega ampliará el ya existente equipamiento bibliográfico de cada establecimiento.
EDUCACIÓN

Leo, luego aprendo: llegarán 6800 libros de texto a las escuelas de Junín

En el marco del programa “Leer para aprender”, que distribuye más de 4 millones de libros a las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de todo el país, los colegios de nuestra ciudad están siendo equipadas con 6814 libros de texto adquiridos por Nación.

En el marco del programa “Leer para aprender”, que distribuye más de 4 millones de libros a las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de todo el país, las escuelas de Junín están siendo equipadas con 6814 libros de texto adquiridos por el ministerio de Educación de la Nación. Dicha cantidad ampliará el ya existente equipamiento bibliográfico de cada establecimiento.
Emilse Marini, inspectora jefa regional de Educación, afirmó a Democracia que el programa apunta a “renovar la bibliografía, ya que las escuelas cuentan con libros, y se da para estimular la lectura por parte de los chicos”.

Los libros escolares posibilitan que cada niño se proyecte a sí mismo, sueñe un futuro y lo alcance, afirmó Manuel Vidal, secretario de Gestión Educativa de la Nación.

Se trata, según dijo la especialista, de “formar lectores desde edades tempranas, tener los textos a la mano, ya que si bien está el texto virtual, el libro te permite subrayar, trabajar la ortografía, ya que los chicos de los primeros grados de primaria todavía no manejan la informática”.
De manera dinámica, eficaz y transparente, el proceso se desarrolló a través de la Plataforma interactiva Leer para Aprender. Allí las editoriales presentaron cerca de 600 libros de textos de Lengua, Matemática, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y manuales, que luego fueron evaluados y elegidos por las 24 jurisdicciones en función de sus diseños curriculares y necesidades particulares. Además de comprar los libros, la cartera educativa nacional se encarga de la distribución de los textos hacia cada una de las escuelas.
Tanto por el volumen del equipamiento, como por el marco de la propuesta pedagógica, el Programa Leer para Aprender se trata de una experiencia de abastecimiento de libros para todas las escuelas primarias y secundarias urbanas y rurales de gestión estatal. Además se intensifica en las 3.000 escuelas FARO donde los estudiantes se encuentran en contextos de vulnerabilidad y complejidad en el aprendizaje y requieren aún más materiales para equiparar el acceso a oportunidades.

Estrategias de trabajo
Esta propuesta contiene además estrategias de trabajo para docentes, ya que podrán acceder de manera on line a las guías de orientación que corresponden a cada uno de los libros. Esto permite complementar y enriquecer el trabajo cotidiano con el material bibliográfico.
Asimismo, los Equipos Jurisdiccionales de Evaluación y Selección –EJES-, conformados por un total de 357 Especialistas y Académicos de todas las jurisdicciones, participaron de los Encuentros Federales de EJES para 1º Ciclo, 2º Ciclo, 7º grado y Matemática para Secundaria Básica. La perspectiva federal es fundamental para incrementar el parque de materiales didácticos escolares, siempre orientados a atender los núcleos de aprendizaje prioritarios.
Manuel Vidal, secretario de Gestión Educativa de la Nación, sostuvo que “los libros escolares posibilitan que cada niño se proyecte a sí mismo, sueñe un futuro y lo alcance. Estos libros equipan y transforman nuestras escuelas potenciando los espacios de aprendizajes y ampliándolos como campo de experimentación, vivencias y creaciones”.


Institutos
A su vez, el Ministerio de Educación de la Nación, a través del Instituto Nacional de Formación Docente (INFoD), contempla una compra de libros para los Institutos de Formación Docente de todo el país.
A través de la Dirección Nacional de Formación Inicial se desarrolló la Colección Ideas que Enseñan: conformada por obras únicas con características inéditas seleccionadas por especialistas. Se trata de materiales de diversos autores y perspectivas que amplían los recursos del docente y abordan temáticas clave para el desarrollo de las innovaciones en la formación docente.
De esta forma, el Programa Leer para Aprender, facilita el acceso a libros de calidad y fortalece las prácticas de lectura y escritura, promoviendo la formación de lectores críticos y curiosos y aumentando las oportunidades de acceso a libros para toda la comunidad educativa.

COMENTARIOS