Entró en vigencia en Tucumán una ley que endurece las penas contra motochorros
SOCIEDAD

Entró en vigencia en Tucumán una ley que endurece las penas contra motochorros

Con el objetivo de ponerle freno a la ola de violencia e inseguridad que sacude a Tucumán, donde se produjeron 13 homicidios en lo que va del mes, el gobernador Juan Manzur promulgó una ley que prevé la prisión preventiva para “motochorros”, “rompevidrios” y “escruchantes”.
El objetivo de esta norma, sancionada la semana pasada por la Legislatura, es sacar de las calles a quienes cometen este tipo de delitos y facilitar el dictado de su prisión preventiva, para que no puedan recuperar la libertad fácilmente mientras se lleva adelante el proceso penal en su contra.
Esta reforma al Código Procesal Penal de Tucumán surgió, según explicaron las autoridades, como una herramienta para enfrentar un fuerte incremento en el número de delitos cometidos por “motochorros” y los cada vez más frecuentes ataques de los denominados “rompevidrios”. Esta última es una modalidad delictiva en la que delincuentes en moto atacan a vehículos detenidos en los semáforos para arrebatar los elementos de valor que encuentren a mano. La ley también busca favorecer el dictado de la prisión preventiva para quienes ingresen a robar a casas de familia cuando no se encuentren sus dueños (“escruchantes”).
El ministro de Seguridad de Tucumán, Claudio Maley, explicó que con la norma que entró en vigencia esta semana se procura hacer más severos los procesos judiciales con el fin de facilitar la prisión preventiva de los criminales. “Habrá una acusación más rápida para quien cometa delito, siempre que se observe en forma infraganti. Estamos dando mayor respuesta a la ciudadanía para resolver diversas situaciones”, argumentó.
En marzo, se produjeron 12 homicidios en esta provincia 34 muertes violentas en el primer trimestre.

COMENTARIOS