La joven baleada  perdió el embarazo
SOCIEDAD

La joven baleada perdió el embarazo

La joven embarazada que fue baleada en Loma Hermosa perdió el embarazo y continuaba este martes internada en “estado muy grave”. “Llegó en muy malas condiciones, la tuvieron que reanimar y una vez que la estabilizaron la pudieron subir al quirófano y la intervinieron. Fue una operación bastante difícil y grave y está en terapia intensiva”, informó Eduardo Picoroso, director médico del hospital Bocalandro.
Leila Yasmín Napoli, de 22 años, recibió un disparo en el cuello el domingo pasado. Los investigadores iniciaron los peritajes sobre la hipótesis de un intento de robo, aunque luego de tomar algunos testimonios determinaron que ella y su pareja habían sufrido amenazas y ataques previos no denunciados, por lo que trabajan sobre un posible ajuste de cuentas. Fuentes judiciales y policiales informaron a que en las últimas horas fue identificado por testigos un sospechoso, apodado “Sopa”, por lo que la policía realizó sin éxito un allanamiento para localizarlo en la villa La Tranquila, del partido bonaerense de San Martín.
Es que, según declaró un hermano de la pareja de la joven baleada, ya había habido amenazas y ataques previos, aunque no fueron denunciados ante la Justicia ni a la policía, agregaron las fuentes.

COMENTARIOS