Héctor Azil
Héctor Azil
LA ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA

Héctor Azil: "Tenemos que estar en la trinchera"

El secretario general de ATSA Junín se refirió a la pandemia de coronavirus y destacó la capacitación que han llevado a cabo durante los últimos años desde el gremio de la sanidad, la Unnoba, Región Sanitaria III y una clínica local.

Héctor Azil, secretario general de la Asociación Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Filial Junín, al ser entrevistado por Democracia explicó que los trabajadores de la sanidad estaban preparados para atender los afectados por la pandemia.
Destacó la capacitación y formación que impulsaron y llevaron adelante tanto ATSA como otros efectores de la salud. Respecto a las instalaciones
y equipos para la atención, opinó: “Obviamente para una pandemia no hay una estructura suficiente y necesaria, por eso lo que se trata de hacer es amesetar el contagio, que no se sature la capacidad edilicia, la instalación de camas, respiradores, personal de salud, tanto médicos como enfermeros, porque todos son necesarios e indispensables para este tipo de atención”. “En la trinchera”
En diálogo con Democracia, el dirigente local de la Sanidad, en este caso representante de trabajadores de las clínicas y centros de salud privados, explicó: “Ante esta emergencia de salud, somos quienes tenemos que estar en la trinchera en estos momentos.
Se han suspendido vacaciones, todo el personal está a disposición tomando los recaudos, tanto nosotros a nivel institucional como los trabajadores, en sus lugares de trabajos, en las empresas”. Apuntó que se trata de “minimizar el riesgo de contagio por diez días, sobre todo porque casi todas las patologías van a ser derivadas al sector público y al sector privado, por lo cual los pacientes deberán ser tratados con todos los cuidados correspondientes ante cualquier sospecha de ser portadores de coronavirus”. En ese sentido, Azil dijo que si bien no era que uno se preparaba para este tipo de eventualidades, llegado el momento se daban cuenta de la importancia del trabajo que hicieron, hace ya cinco o seis años, cuando empezaron a formar enfermeras y enfermeros, profesionalizando, tanto el mismo gremio como la Clínica La Pequeña Familia que hizo dos tecnicaturas, también, Región Sanitaria, la UNNOBA con la carrera de Licenciatura.
“Fuimos muchos actores del sector que nos involucramos y formamos una gran cantidad de enfermeros y enfermeras que hoy son quienes van a estar atendiendo esta contingencia. Distintahubiera sido la realidad, si no hubiéramos emprendido este camino”, apuntó.

Preparados
Respecto a si había habido algún tipo de reunión con los trabajadores y directivos de clínicas privadas, el dirigente sindical manifestó: “A partir de la epidemia de la Gripe A, sabemos cuál es el protoloco, protocolos que nosotros los empezamos a implementar antes de que fuera confirmado el caso de coronavirus a nivel local y antes de que se expandiera la epidemia en la Argentina”.
“El protocolo son medidas básicas conocidas tanto por parte del establecimiento de salud como por el gremio y la obra social. Circulamos mucha información por un whatsapp con todos los delegados para trabajar en la concientización, en el trabajo, en las empresas. Están los Comités de Higiene y Seguridad, y de Infectología, de cada una de las clínicas; son los que imparten las normas y establecen la metodología. Reitero que en eso estamos muy conscientes de las normas que hacen falta para este tipo de situaciones”, dijo.
Respecto a los trabajadores de su gremio, apuntó que era un sector que iba a estar en contacto con la enfermedad, con la pandemia, “pero es nuestro trabajo, no renegamos de eso tampoco”, dijo. Al pedírsele una opinión sobre la situación de las camas y respiradores disponibles en las clínicas privadas, Azil dijo que si bien tenía conocimiento, no creía que fuera necesario que esa información circulara públicamente. “Sé que se va a reforzar la cantidad de respiradores, pero no tenemos que olvidar que hay estructuras. Si hay que poner mucha gente en cuarentena, pienso que los cuarteles serían un lugar ideal para los casos sospechosos, que no tengan confirmado el diagnóstico”.
“Seguramente los contagios van a estar, no hay que ser ignorante ni estúpido al respecto. Va a haber, pero el tema está en que no se hagan picos de tal dimensión, como en Italia y España, que desborde la capacidad de atención”, afirmó.

COMENTARIOS