Los precios de los alquileres subieron casi un 15% y a los inquilinos les cuesta cada vez más cumplir con los pagos.
Los precios de los alquileres subieron casi un 15% y a los inquilinos les cuesta cada vez más cumplir con los pagos.
MERCADO INMOBILIARIO

Los alquileres subieron casi 15% solo en el primer semestre del año en Junín

Lo confirmó a Democracia Daniel Di Palma, presidente del Colegio de Martilleros local, aunque el incremento en el interior es inferior al de la Capital Federal. La caída del poder adquisitivo y las ventas en el sector comercial ralentizan la cadena de pagos.

Los valores de los alquileres de casas y departamentos en Junín aumentaron entre un 12% y un 15% promedio en el primer semestre, lo que representa un alza de casi cinco puntos porcentuales respecto de igual período de 2017.
La información fue confirmada a este diario por Daniel Di Palma, presidente del Colegio de Martilleros local, y está por debajo del incremento promedio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde trepó al 17%.
“Los alquileres tienen subas de entre un 25 y un 30 por ciento anual, en sintonía con la inflación, que este año se espera que ronde el 30%”, afirmó el martillero juninense. Y agregó que estos valores rigen por igual tanto para quien alquila por primera vez como para quien tiene que renovar el contrato.
Sin embargo, en tiempos de inflación alta, retracción del consumo y caída del poder adquisitivo, este acuerdo entre las partes no siempre es tan estricto, y entran en juego factores como la confianza, el buen cumplimiento en los pagos, el cuidado de los inmuebles y hasta la necesidad del propietario de asegurarse el alquiler, ya que tener el inmueble sin alquilar puede devenir a fin de cuentas en una pérdida económica mayor.
“Hay alquileres pactados en un 25% con una inflación del 32% anual prevista para este año”, explicó Di Palma. “Es parte de la negociación”, agregó.
“Es que también del otro lado estamos viendo un poder adquisitivo totalmente diezmado, con paritarias que fueron sobrepasadas por la inflación. Los martilleros somos los primeros en tratar de conciliar entre las partes, porque si uno se va del mercado, quedás con un inmueble que no se alquila”, explicó el profesional.
En esta línea, Di Palma cuestionó los proyectos legislativos que fueron presentados en la Provincia para regular la actividad, como la creación de una oficina de inquilinos o que todos los gastos de honorarios y costos del alquiler corran por cuenta del propietario. “Esto se termina trasladando luego al precio del alquiler, y es totalmente contraproducente, como ya está ocurriendo en Capital Federal”, advirtió.
Y alertó que “estas situaciones solo van a llevar a que la gente retire las propiedades del mercado”.

“Demoras en los pagos”
Di Palma afirmó que se observa “una gran demora en los pagos”, debido a que “el sector comercial sufrió una importante pérdida del poder de venta en los últimos meses y esto hace que al comerciante le cueste pagar los sueldos, el alquiler, las cargas impositivas, y que se resienta la economía en general”.
Con respecto a las ventas, indicó que el mercado “está prácticamente paralizado”, con propiedades que en la mayoría de los casos se comercializan en dólares. “Hay un desacople entre el ingreso promedio de las familias y el monto de los créditos que otorgan los bancos, los pesos que le dan a la gente son siempre los mismos y necesitás el doble de ingreso”, dijo.
Si bien la salida del cepo cambiario contribuyó a ordenar el mercado inmobiliario y que más operaciones se realicen en pesos, Di Palma dijo que esta fuerte devaluación del peso hizo que “vuelva todo para atrás”. Es que de la mano de la inestabilidad y las turbulencias en la economía el “dólar ladrillo” gana terreno y hay más temor a endeudarse por la disparada de la inflación.

Los inquilinos buscan precio
En concordancia, el martillero juninense Cristian Márquez afirmó a Democracia que “la gente necesita alquilar, pero se nota que busca más el precio, o se muda a propiedades más económicas”. Y añadió: “Si el inquilino es buen pagador y cuida el inmueble, en general los propietarios acceden a hacerle un precio más bajo”.
“Lo preocupante es que empieza a haber problemas de pago”, advirtió y graficó la situación como “complicada” para el sector.
“Las ventas están muy tranquilas, hay muy pocas consultas, y se han caído ventas con créditos bancarios en pesos, porque la demora de 4 ó 5 meses hizo que pasen de un dólar a 18 a 22, 23, 24 pesos, hasta los casi 30 pesos, y las propiedades están en dólares”, explicó.
“Hoy no hay créditos hipotecarios”, lamentó.

En Capital
Los alquileres de departamentos en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron un 17% promedio en el primer semestre. La suba en estos valores superó por casi dos puntos porcentuales al indicador de inflación general, que para las consultoras económicas privadas se ubicó en torno al 15% en la primera mitad del año.
La cifra se desprende de un relevamiento realizado por Mercado Libre Inmuebles en más de 280.000 publicaciones de departamentos en venta y alquiler de Ciudad de Buenos Aires publicado en esa plataforma en línea.
De acuerdo al informe de la plataforma, los precios de los alquileres subieron en junio un 40,2% en pesos respecto del mismo mes del año pasado, también superando ampliamente a los indicadores de inflación.
Con estos registros, los precios de los alquileres superaron también al ajuste que registraron las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, que subieron en torno al 30% en los últimos doce meses.

COMENTARIOS