None
AJUSTE IMPOSITIVO BONAERENSE

El campo anunció un paro de 96 horas

Carbap y la Sociedad Rural Argentina anunciaron la medida de protesta que se concretará del jueves al domingo próximos, en contra del revalúo de los inmuebles rurales.

Las relaciones entre el Gobierno bonaerense y las distintas entidades que agrupan a los productores agropecuarios se tensan cada vez más.
Mientras la administración provincial avanza en la decisión de revaluar los campos de acuerdo a las cotizaciones de mercado, situación que impactará directamente en el impuesto inmobiliario rural, Carbap y la Sociedad Rural Argentina anunciaron 96 horas de paro, en rechazo de lo que consideran un “impuestazo”.

Cese de comercialización

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) anunciaron un paro de 96 horas para la semana próxima en reclamo contra el ajuste impositivo. La medida de fuerza se llevará a cabo desde las 0 horas del jueves hasta las 24 del domingo, donde no se comercializan ni grano ni hacienda.
"Está prácticamente resuelto un aumento desmedido del impuesto inmobiliario, a través del incremento de la valuación fiscal y de la alícuota, por lo que hay campo que llegan a pagar hasta 1000 por ciento de incremento", dijo Hugo Biolcati.
Esto se suma a la situación del golpe de la sequía, "ni siquiera se terminaron de homologar las leyes de ayuda agropecuario. Más la enorme presión fiscal que sufrimos, llevan a los productores a una situación de quebranto", agregó.
El dirigente rural confirmó que es una manera bastante pacífica de expresar la protesta, ya que no habrá desabastecimiento, "el público lo va a notar porque no va a ver entradas a Liniers, ya que se trata de un paro provincial", señaló.
"Es un problema que se está generalizando, aunque es autónomo de cada provincia. Tiene que ver con la política nacional, las provincias dependen cada vez más de lo que el Gobierno les envía, y éstas recurren a apretar más las tasas impositivas de sus productores", sostuvo Biolcati.
"Esto sucede antes de que comencemos a comercializar la cosecha", indicó. Y agregó que una vez que se venda la cosecha y se obtengan los resultados de la temporada el descontento va a ser mayor. n

COMENTARIOS