None
CONFLICTOS SALARIALES

Scioli, más duro contra gremios en conflicto

Es en el marco de la medida que llevan los trabajadores de Obras Públicas. Podrían aplicar la “ley laboral”.

El Gobierno bonaerense tiene decidido endurecer su postura contra un grupo de gremios que viene llevando adelante una medida de fuerza en el ministerio de Infraestructura provincial, donde reclaman mejoras salariales y la incorporación de una bonificación sobre el sueldo básico.
De esa forma, se estima que, cuando el conflicto se reanude, el Ejecutivo provincial despliegue una serie de medidas luego de que los trabajadores desconozcan los términos de una conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo el viernes pasado.
Según adelantaron fuentes oficiales, en caso de que los gremios en conflicto mantengan su postura, la Provincia tiene decidido denunciar la situación al ministerio de Trabajo de la Nación e, incluso, solicitar que se retire la personería jurídica a los gremios en conflicto.
Además, se dispuso que inspectores de la cartera laboral bonaerense realicen un exhaustivo relevamiento en el ministerio para determinar qué empleado se pliega a la retención de tareas convocada luego de que se dictara la conciliación obligatoria.
Y, en ese marco, se adelantó la disposición para aplicar la denominada “ley laboral”, a través de la cual se podrían disponer descuentos de jornadas para quienes se sumen a la medida de fuerza e, incluso, avanzar con pedidos de cesantías bajo la figura de “abandono de tareas”.

El conflicto

Como se informó, los gremios que nuclean a los empleados de esa cartera (Aemopba, Ate y UPCN, entre otros) rechazaron la semana pasada una propuesta salarial formulada por la Provincia y resolvieron profundizar las protestas, bloqueando el ingreso a las instalaciones del organismo.
Los gremios que nuclean a los empleados vienen reclamando el pago de una bonificación del 125% sobre el sueldo básico. Desde el Gobierno, la oferta fue de una bonificación del 70% pero con una quita de las Urpes, que representan 300 pesos por persona, según denunciaron representantes sindicales.
En ese marco, el viernes pasado una asamblea de trabajadores decidió desconocer el llamado a conciliación obligatoria dispuesto por la cartera laboral y continuar con las medidas de fuerza.
Según la delegada gremial Adriana Pizarro, se resolvió por “unanimidad” continuar con el paro. “La gente quiso seguir porque no hay una propuesta satisfactoria, y hay un convencimiento generalizado de continuar con los reclamos”.
El pasado jueves los trabajadores profundizaron las protestas, bloqueando el ingreso a las instalaciones del organismo, en la calle 7 entre 58 y 59. En ese marco, Pizarro señaló que en Infraestructura “la situación es muy tensa, la gente no quiere dar marcha atrás porque estamos muy atrasados respecto de los empleados de otros ministerios”.
“El Gobierno subestima la situación de los trabajadores, la gente no es tonta y ve cómo se dilapidan nuestro dinero en campañas electorales, viajes por el Conurbano y subsidios a municipalidades para la foto”, agregó Pizarro.

COMENTARIOS