NUEVOS ESCALAFONES

En un mes comienzan a regir los aumentos para 35.000 estatales bonaerenses

Los sindicatos pretendían percibirlos ahora, pero el Gobierno provincial dice que es imposible por una cuestión presupuestaria.

El ascenso automático para unos 35.000 estatales bonaerenses que en consecuencia percibirán antes de fin de año una mejora en sus haberes producto de un reescala-fonamiento, comenzará a regir desde el mes próximo. Así lo anticiparon a los gremios del sector funcionarios del gobierno, quienes argumentaron que la situación presupuestaria provincial hace imposible que esa medida se aplique desde este mes como pretendían los sindicatos.
El Ejecutivo provincial ratificó a los gremios que aplicará esa medida durante la reunión que mantuvo ayer con dirigentes de Fegepba y ATE, en el marco del debate por la nueva carrera administrativa y la reforma al estatuto-escalafón.
Los gremios pretendían que esa recategorización, pautada en la última negociación salarial, rigiera desde este mes. El Ejecutivo rechazó ese pedido, adujo que recién podía aplicar esa mejora desde diciembre y propuso atar el acuerdo a que los sindicatos firmaran un acuerdo vinculado a los lineamientos básicos que tendrá la futura carrera administrativa que ya se está discutiendo con los representantes gremiales.
Pero en los últimos días comenzó a destrabarse el contrapunto con la oferta del Estado de aplicar los ascensos desde diciembre y seguir analizando por cuerda separada el tema de la nueva carrera que desembocará en un nuevo convenio colectivo de trabajo y la reforma del escalafón.

La aplicación

El ascenso de este grupo de estatales de la ley 10.430 (administrativos y porteros, entre otros), significa que todos los empleados de las categorías 1, 2, 3 y 4 de todos los regímenes horarios, pasarán directamente a la categoría 5. Pero el dato adicional y trascendente es que, de ahora en más, esa categoría 5 será el peldaño más bajo del escalafón y todo aquél que ingrese a la planta de personal de la Provincia lo hará por ese escalón.
Así, las actuales 24 categorías se reducirán a 20, en un proceso de achique que seguirá adelante con la discusión que el gobierno de la Provincia y los gremios continuarán en los próximos días.
Estos ascensos tendrán, aunque acotado, un impacto salarial. Sólo por tomar algunos ejemplos, el sueldo básico de un empleado de la categoría 1 del régimen de 30 horas semanales de 678 pesos, pasará a ser de 757 pesos. En el caso de un agente con 48 horas semanales de la categoría 1 que percibe 1.084 pesos de básico, pasará a cobrar por ese concepto 1.211 pesos.
El aumento del básico es importante porque sobre ese concepto se calcula la antigüedad y algunas bonificaciones que perciben sectores de la administración pública.
Más allá de los ascensos para las categorías más bajas y la consecuente mejora salarial, la decisión oficial no es una cuestión aislada, en función del compromiso oficial de avanzar en la discusión de un nuevo estatuto-escalafón.
La idea que se maneja es que las 20 categorías que quedarán con la reestructuración de diciembre, se reduzcan aún más cuando está listo el futuro escalafón el año que viene.
Por esa vía los gremios prevén, también, conseguir mejoras en los sueldos.

COMENTARIOS