None
OPERATIVO CENTINELA

Más de 4.000 gendarmes al Conurbano

Buscan reforzar las fuerzas en territorio bonaerense con el fin de acrecentar la lucha contra la inseguridad. El plan, que se pone en marcha este domingo, fue presentado por Scioli, Berni, Casal y Puricelli.

Más de cuatro mil gendarmes fueron enviados desde el interior del país al conurbano bonaerense para combatir el delito y ya a partir de este domingo arrancarán con las tareas de prevención y custodia.
En un acto encabezado por el ministro de Seguridad, Arturo Puricelli, el secretario del área Sergio Berni, el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el primer candidato a diputado por el oficialismo, Martín Insaurralde, se formalizó la incorporación por un lapso de 45 días de los gendarmes para el conurbano bonaerense.
Esta determinación forma parte del refuerzo del operativo Centinela y los efectivos comenzarán a llegar este domingo a los distintos municipios, informaron fuentes oficiales
El ministro de Seguridad, Arturo Puricelli, aclaró que el envío de los 4.100 gendarmes al Conurbano no afectará la custodia en las fronteras del país, a cargo en su mayoría de esa fuerza.
“Que nadie se llame a engaño y que nadie confunda a nuestra población. Vienen algunos gendarmes de destinos muy lejanos, de nuestra frontera, pero todos los objetivos de nuestra frontera están cubiertos adecuadamente y sin perjuicio del personal que está cubriendo los distintos operativos en el país”, precisó Puricelli.
El ministro firmó el presupuesto por 85 mil millones de pesos para que la Provincia compre 350 patrulleros y camionetas y 350 motos que reforzarán la vigilancia en la Provincia, más la cesión de 50 patrulleros tecnológicos de la Policía Federal, dotados con sensores de lectura automática de patentes que detectan de manera inmediata autos con pedido de captura.
Esos móviles serán manejados por efectivos de la misma fuerza, luego de que la Secretaría de Seguridad que encabeza Sergio Berni dispusiera el envío de 400 uniformados de la Federal.
Puricelli aclaró también que este plan de seguridad es parte de “un compromiso real y no es un motivo de campaña electoral”. También remarcó que esto “no se trata de una política espasmódica, sino de una política que lleva diez años” e hizo un llamado de advertencia a los gendarmes.
“Trabajamos en función de la prevención, no exigimos actos de heroísmo. Van a ayudar a mitigar los índices de inseguridad en las zonas donde les toque actuar”, detalló.
Por su parte, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió al Poder Judicial “aplicar las leyes vigentes con la mayor rigurosidad” y remarcó que seguirán “impulsando los cambios en las leyes vigentes para readecuarlas en la lucha contra la droga y el desarme”.

COMENTARIOS