Phlippe Coutinho festeja su tanto.
Phlippe Coutinho festeja su tanto.
GRUPO E

Brasil pudo doblegar a Costa Rica y sueña

Los goles brasileños fueron convertidos por Phlippe Coutinho a los 90 y Neymar en el sexto minuto adicional.

El seleccionado de Brasil, pentacampeón del mundo y candidato al título, le ganó de manera agónica a Costa Rica por 2 a 0 con goles convertidos en el final del encuentro, y quedó a un paso de alcanzar la clasificación para los octavos de final.
El cotejo, por el Grupo E, se jugó en el Zenit Arena de San Petesburgo y los goles brasileños fueron convertidos por Phlippe Coutinho a los 90 y Neymar en el sexto minuto adicional.
Por un lado Brasil, que tiene a un "astro" como Neymar y varios "satélites" como Marcelo, Paulinho, Willian y Phlippe Coutinho. Todo el funcionamiento del pentacampeón mundial depende de la jerarquía de ellos, bien secundados por el resto de un equipo que no desentona a la hora de la productividad.
Por el otro, Costa Rica, un equipo que sabe sus limitaciones y teniendo como base a esa premisa confió en su arquero estrella del Real Madrid, Keylor Navas, en una línea defensiva compuesta por cinco hombres, y un jugador cerebral e inteligente como Bryan Ruíz, del Sportin Lisboa portugués.

Los primeros 45
En el primer tiempo, que culminó con un meritorio empate sin tantos para los "ticos", Brasil optó por desequilibrar con Neymar por la izquierda, con Willian por derecha, en tanto que la ofensiva se completó con el tridente Paulinho, Coutinho y Gabriel Jesús, como "9".
Costa Rica jugó con cinco en el fondo, pero no fue en los primeros 45 minutos un equipo; sólo apostó a aguantar los ataques brasileños, puesto que cuando pudo se defendió con la posesión del balón y contraatacó con velocidad, incluso Borges tuvo una clara chance de gol cuando remató apenas desviado.
Brasil incrementó la presión en los últimos minutos de la etapa inicial y dos veces Neymar y una Marcelo estuvieron muy cerca de abrir el marcador.

Alegría final
En el segundo tiempo todo fue brasileño, Costa Rica no pudo manejar el balón frenando el ritmo del rival y en ello tuvo mucho que ver la merma en el rendimiento de Ruiz, y la imagen de Navas en el arco costarricense comenzó a agigantarse.
Navas fue exigido por Neymar en un par de ocasiones, por Paulinho con un cabezazo y cuando estaba vencido el travesaño lo salvó ante un cabezazo de Gabriel Jesus, llevando a límites insospechados a la impaciencia brasileña, que consideraba al partido como un mero trámite para sumar tres puntos.
A los 38 minutos se produjo un hecho histórico cuando el árbitro holandés Bjorn Kuipers sancionó un tiro penal para Brasil por una infracción sobre Neymar, pero tras consultar con el Video de Asistencia Arbitral (VAR, la sigla en inglés) decidió no concederlo al interpretar que el crack brasileño fingió una infracción de Giancarlo González.
El empate asomaba como cosa juzgada, parecía que Costa Rica consumaba una heroica gesta con enorme dignidad y un fantástico Navas, pero por algo Brasil es Brasil y sus estrellas pueden desequilibrar hasta en la última jugada.
A los 90 minutos Philippe Coutinho logró el ansiado 1 a 0, luego de que Douglas Costa bajó con un cabezazo el balón el área, no logró controlarla Gabriel Jesús y el jugador del Barcelona español con un derechazo venció a Navas.
Ya con la diferencia consumada Brasil se liberó y alcanzó a estirar la diferencia a través de Neymar en el sexto minuto de descuento y marcando un 2-0 que parecía lejano a los 90 minutos antes de que Phlippe Coutinho desatara la euforia brasileña.

COMENTARIOS