Marcela
Marcela "La Tigresa" Acuña es declarada ganadora ante Laura Soledad Griffa.
ESPERADA PELEA DE BOXEO FEMENINO

"La tigresa" Acuña derrotó sin mayores problemas a Laura Griffa

Con su pugilista, Osvaldo Rivero le ganó el pleito a Mario Arano, en duelo de promotores que estuvieron mucho tiempo distanciados.

En el combate estelar de la velada que tuvo lugar el viernes por la noche, en el Polideportivo "Fray Mamerto Esquiú" de la ciudad de Catamarca capital, la experimentada formoseña Marcela Acuña (54,500 kilos) le ganó en decisión unánime luego de 10 rounds a la exponente de Trenque Lauquen, Laura Griffa (54,300), y logró así el cinto supergallo FIB, que se encontraba vacante.
Apoyada en la experiencia de sus 41 años, la pionera del boxeo femenino nacional manejó el ritmo de la pelea y, a excepción de algunos arrestos de su rival, “la Tigresa” Acuña (47 ganadas, con 19 nocauts, siete derrotas y un empate), se hizo dueña del ring.
"La Joya" Griffa (quedó con 16 triunfos, uno antes de lo pactado, y dos derrotas), fue excesivamente frontal y no tuvo la rebeldía para, en la primera parte del combate, intentar sorprender a quien finalmente se llevó la pelea.
Al cabo de 10 rounds, los jueces marcaron estas tarjetas: 97 a 93; 97 a 93 y 98 a 92, todos para Acuña, pugilista que tiene como manager a Osvaldo "Negro" Rivero, quien así le ganó el pleito al pintense radicado en Junín, Mario Néstor Arano (promotor de Griffa), en pleito entre dos empresarios boxísticos que estuvieron mucho tiempo distanciados, pero que anteanoche se saludaron cordialmente (con besos incluidos) sobre el centro del cuadrilátero, antes de empezar y al terminar la esperada contienda femenina.

Los demás resultados
En la misma velada del viernes en Catamarca, en pelea de semifondo, el bonaerense Ignacio Perrín (6 triunfos y otras tantas, récord que incluye su victoria y sus cuatro derrotas en la WSB de AIBA, entre 2012 y 2015) le ganó por decisión mayoritaria de los jueces al salteño Gustavo Pereyra (57 kilos).
Este, con récord de 9 derrotas, cuatro empates y 10 triunfos (tres por nocáut) exigió sobremanera a su rival y los jurados dieron estas tarjetas: 57,5 a 56 y 57 a 55,5 para Perrín; y 57,5 a 56 en favor de Pereyra.
Fue un mal fallo, ya que Perrín (pesó 57 kilos) no sólo tuvo una mala noche, sino que le contaron y le descontaron un punto en el sexto y último asalto de la emotiva batalla.
Por su parte, el catamarqueño Gabriel Corzo (7 triunfos en otras tantas peleas, dos por fuera de combate, quien pesó 65,800), noqueó en el segundo round al tucumano Mauro Bustos (68 kilos), quien quedó con seis traspiés y seis triunfos, tres por la vía del nocáut.
Además, el chaqueño Juan Rizo Patrón (74,500) noqueó en el cuarto capítulo al salteño Reynaldo Alfaro (73,600 kilos), quien perdió su invicto y desmejoró su récord rentado a dos triunfos -uno antes del límite- y una derrota.
Rizo Patrón quedó ahora con seis reveses y seis triunfos (5 nocauts), récord que incluye sus seis derrotas en la WSB entre 2015 y 2017.

COMENTARIOS