None
Gabriel Ponce de León.
"GABY" APUESTA A ESTAR BIEN ARRIBA EN EL TURISMO CARRETERA

Ponce de León: "Me gustaría ganar con nuestro equipo y con Ford, marca de la que soy hincha"

El destacado piloto juninense lleva 29 años como volante y además de correr en "La Máxima", ha incursionado en karting -en sus inicios-; en Turismo y Súper Turismo Competición 2000; Top Race V-6; Turismo Nacional y en una competencia de Stock Car Brasileño, en el año 2014.

Gabriel Fernando Ponce de León es el gran referente del automovilismo juninense desde hace más de dos décadas. Tiene 41 años y debutó como piloto a los 12, incursionando en karting y haciendo, a partir de allí, una gran carrera -que lleva 29 años- como volante, siendo considerado uno de los mejores del país.
Además de los kart, "Gaby" incursionó en Fórmula Renault (fue campeón); Turismo Competición 2000 (triple coronado de esta categoría); Turismo Carretera (logró el subcampeonato en 2010); Top Race V-6; Turismo Nacional; Super Turismo Competición 2000 y, como invitado, en una competencia de Stock Car Brasileño, en el año 2014.
Hijo de Roberto ("Pity") y de Nilda, hermano de Karina y de Mariano Ponce de León, "Gaby" respondió con deferencia a las preguntas de Democracia e inicialmente señaló, al ser consultado sobre sus inicios en la actividad motor: "Arranqué por la actividad de mi papá, quien preparaba motos y karting y me llevaba siempre a las carreras. Hasta que un día, me compró un karting y cuando yo tenía once años, me llevó a entrenar. Los comienzos en el karting fueron lindos, había mucho por aprender, por ejemplo conocer circuitos, las carreras en sí y también ver en qué medida me gustaría o no ese deporte, ya que era muy chico. Con el paso de las carreras, me fue gustando y con la experiencia y aprendizaje, llegaron las victorias y los campeonatos".
El salto al automovilismo estaba al alcance de la mano para Gabriel y no dudó en aprovechar la oportunidad, destacando al respecto: "Mi llegada al automovilismo fue linda. Mis padres compraron un Fórmula Renault en Mar del Plata y recuerdo que lo fuimos a buscar, conocimos a los hermanos Ré, quienes hacían los motores de ese auto, y ahí arrancó una linda relación. Hacíamos el auto acá, en Junín, y ellos los motores. Los dos primeros años fueron muy lindos, de aprendizaje también, y recién en el tercer año pude funcionar muy bien, ganando varias carreras seguidas, haciendo todo acá en Junín y compartiendo el equipo con los hermanos Ré. Salí campeón de forma anticipada en 1998 y eso me posibilitó poder hacer una prueba en un Turismo Competición 2000. Precisamente, mi llegada al T.C. 2000 fue gracias a un llamado de Oreste Berta para hacer una prueba. Fue una linda historia, pero que se dió producto del buen año que tuve en la Fórmula Renault. Después de esa prueba, pude quedar como tercer piloto titular en el año 98 y llegaron los resultados muy rápidos. Gané ese mismo año y pude salir campeón tres veces con el mismo equipo (la primera hace casi 19 años) y pelear varios títulos más. Corrí catorce temporadas con Ford y el equipo Berta y después uno con Fiat, otro con Honda y uno con el equipo Toyota. Fue la categoría que me permitió mostrarme y de ahí poder llegar a las otras", reseñó.

Ansiado arribo al Turismo Carretera
La incursión en "La máxima", el Turismo Carretera, estaba a la vuelta de la esquina y sobre su llegada a esa categoría, el piloto juninense, nacido un 14 de marzo, el mismo día que el legendario y siempre recordado Eusebio Marcilla, "El Caballero del Camino", destacó: "Al Turismo Carretera uno siempre quiere llegar y para mi se dio en el año 2002, con una prueba en el autódromo de 9 de Julio, en un auto del Lincoln Competición. Debuté oficialmente en Trelew, ese mismo año, después de poder conseguir los sponsors y de ahí estuve en forma casi ininterrumpida hasta la actualidad. Van 18 años y pasaron lindas carreras y temporadas, como así también no tan buenos. Pero todo sirvió y sirve para aprender y mejorar. Mi mejor carrera, sin dudas, fue la primera que gané en T.C., en 9 de Julio, ya que fui casi local allí y también recuerdo la carrera en la que llegué al podio acá en mi ciudad en la primer fecha en Junín, de local. Fue muy linda. Hoy tengo la suerte de poder estar corriendo hace ya cinco años con el equipo de nuestra familia y es algo que disfrutamos mucho".
Tras reconocer que "siempre tuve deseos de correr en el exterior, pero a medida que pasan los años lo veo cada vez más difícil. Pero disfruté cuando me invitaron a correr en Brasil, en Stock Car, y mientras siga en actividad voy a intentar y ver si aparece alguna posibilidad de poder hacer alguna carrera fuera de nuestro país, es algo pendiente que me gustaría hacer", el "León de Ford" se refirió a la irrupción del coronavirus, pandemia que hizo postergar todas las actividades deportivas, entre ellas el automovilismo.
Manifestó el piloto local que "lo de la pandemia afecta y mucho al automovilismo, hay muchas familias que viven de este deporte, pero lo primero es la salud y creo que tenemos que concientizarnos que esto es muy serio y hay que cumplir, para estar bien de salud. Sé que a medida que se pueda, se va a poder volver a la actividad de a poco, tomando los recaudos sanitarios que hay que tomar. Pero no lo veo que sea antes de agosto. Veo las carreras virtuales y si me gustaría poder correr, pero no tengo simulador. Me gustan, pero nunca me armé uno", reconoció, agregando que "la actividad se debería reanudar sin público y con la cantidad menor posible de personas que trabajan en los boxes, tomando además todos los controles y medidas sanitarias necesarios".

Un equipo bien familiar
Luego de comentar que "hoy es difícil sustentarse con el parate de la actividad y el parate de las empresas. Nosotros tratamos de tener el menor gasto posible e igualmente, agradezco a las empresas que pese a todo nos siguen acompañando", llegó el turno de hablar de su familia, porque el equipo de los Ponce de León "es una familia".
Gabriel sostuvo que "mi papá es todo, a mí me emociona verlo porque lo que hace, lo hace con pasión, desde que maneja el camión de traslado del auto hasta la revisión de cada detalle del auto, no solo en el taller sino en las carreras. Eso hace que al auto no le falle nada, está en todo y eso a uno lo deja muy tranquilo y se disfruta de tenerlo, porque mis inicios fueron gracias a él. Mariano, su hermano menor, es un genio y se puso el equipo y el auto al hombro, ya que hace desde la mecánica, fibra, chapa, pintura, hasta la puesta a punto. Hoy todo pasa por él y mi viejo. También es un apasionado de esto, pasa horas en el taller y está también en todos los detalles del auto. Es muy estudioso y un fanático de lo que hace".
Sobre Nilda, su madre, "Gaby" comentó lo siguiente: "Mi mamá siempre me acompañó y me acompaña en cada carrera. Gracias a ella, que no se opuso a que corra cuando era chico, llegué a lo que soy hoy. Le gusta estar en las carreras, ayudar en lo que puede y es parte del equipo. Me gusta que esté porque sé que también le apasiona", en tanto que sobre su sobrino Lucas Gambarte, también piloto y en ascenso como corredor, el entrevistado remarcó: "A mi sobrino lo veo re bien, hizo los pasos que debía hacer en el karting, con una adaptación rápida y grandes resultados. Hoy está en una etapa de aprendizaje en el automovilismo y se adaptó muy rápido. Es tranquilo, veloz en pista y joven. Tiene mucho por delante y sé que haciendo los pasos que hay que hacer, va a llegar a poder estar en el automovilismo grande".
Más adelante, Ponce de León argumentó que "hoy es difícil entrenar, ya que no se puede salir de casa. Por suerte tengo patio en mi vivienda y me armé un minicircuito para trotar y hacer algo de actividad física", para seguidamente agradecer "a los sponsors que nos están acompañando en este último tiempo. Gracias a ellos puedo seguir en actividad y la mayoría, son amigos. A mi familia y a mi novia que siempre están y a todos los juninenses que siempre acompañan".

El orgullo de correr con Ford
Para finalizar, le pedimos a Gabriel Fernando Ponce de León que resuma que significa para él la marca Ford y nos dijo: "Significa mucho para mí, soy hincha de la marca, porque mi papá me hizo hincha. Y para mí fue muy importante y un orgullo poder representarla en forma oficial en Turismo Competición 2000 y haber conseguido triunfos y campeonatos con la misma. También en Turismo Carretera y en Top Race. Hoy no me veo en el T.C. representando a otra marca, teniendo la opción de elegir y poder seguir corriendo con Ford. Por eso, me gustaría ganar con nuestro equipo y nuevamente con Ford, marca de la que soy hincha", completó sus conceptos Gabriel Ponce de León.

COMENTARIOS