Funciona en el predio de la Sociedad Rural de Junín.
Funciona en el predio de la Sociedad Rural de Junín.
ESCUELA DE EQUINOTERAPIA

Donó un caballo el municipio de Bragado

La municipalidad de Bragado obsequió un equino para las instalaciones del Centro Integral de Equinoterapia que funciona en el predio de la Sociedad Rural. Se trata de un centro mantenido de manera integral por el Gobierno de Junín, la Dirección General de Cultura y Educación, el INTA, la Unnoba y el Grupo de Artillería 10. Luego de la presentación oficial, alumnos de la Escuela de Educación Especial N°502 disfrutaron de una clase personalizada.
A propósito, Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural de Junín manifestó: “Hoy queremos resaltar la institucionalidad que es algo que buscamos desde la Sociedad Rural y vemos con mucho agrado que desde la Municipalidad de Bragado nos hayan enviado este caballo aquí a la Escuela de Equinoterapia de Junín. Nos llena de satisfacción y alegría, por eso queríamos manifestar lo que se ha logrado de a poquito, con mucho esfuerzo y no sin problemas, pero la Equinoterapia es una realidad y con un gran futuro aquí en Junín”.
Además. Elósegui se refirió a la importancia del trabajo mancomunado: “No solamente es la Sociedad Rural, sino también la Municipalidad, la UNNOBA y el Ejército que también nos acompaña permanentemente, al igual que muchos voluntarios que están viniendo y a los que les agradecemos porque realizan un gran esfuerzo ya que no es una tarea fácil. Creemos que el futuro es sumamente promisorio”.
Por su parte, la Dra, Agustina De Miguel, secretaria de Gobierno del municipio, expresó que “con total agrado nos anoticiamos de la donación de un caballo al centro de equinoterapia , cuyo origen fuera aquel convenio que firmáramos junto a La Sociedad Rural de Junín y y la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y el ejército. En esta oportunidad quien se suma es la Municipalidad de Bragado en su calidad de donante, con un gesto de generosidad de inmenso agradecimiento”.
“Parece mentira a que 3 meses de iniciado este proyecto maravilloso, hoy estemos hablando de la incorporación de un equino que va a contribuir para seguir avanzando en este único principal objetivo: mejorar la calidad de vida de nuestros niños con discapacidad, que día a día concurren a los establecimientos de educación publica. Recordemos que es justamente el caballo el eje central de esta terapia física y mental complementaria, ya que –junto a su instructor- ayuda a los niños a obtener muchos momentos de cariño, contención, y diversión”, agregó.
Por último, la secretaria de Gobierno recordó que “cuando el Intendente Pablo Petrecca firmó aquel decreto, un 05 de julio, mediante el cual declaraba de interés municipal a este proyecto, ya empezaba a avizorarse la unión de partes para fortalecer este objetivo, y allí se incorporó el INTA, la Unnoba y el Ejército Argentino. Esta actividad de educación no formal, no solo es un eslabón clave en la vida de los chicos con discapacidad, sino que también les ensaña los hábitos del cuidado, la higiene, la responsabilidad, entre otros. Celebramos entonces esta noticia, agradecemos al Intendente de Bragado y bregamos porque muchos más quieran incluirse en este proyecto que ya no es tal, sino que es un hecho consolidado”.
A su vez, Sebastián Basso, profesor de equitación y coordinador general del Centro Integral de Equinoterapia señaló: “La verdad que es muy lindo, hemos comenzado ya con una cantidad muy grande de chicos, ya que aproximadamente vienen unos 80 chicos de educación. Estamos todavía en un proceso de organización, esto está creciendo, se está armando y es todo muy gratificante”.
Basso brindó más detalles acerca de las tareas que realizan dentro del establecimiento: “Los chicos vienen en grupos acompañados por docentes de las escuelas, quienes se quedan con ellos mientras el grupo espera porque el trabajo con cada chico es individual y personalizado. Cada chico monta entre 20 minutos y media hora de acuerdo a sus diagnósticos o con determinados objetivos que nos ponemos, para ir trabajando con ese chico y utilizando al caballo como herramienta”.
Para finalizar, el profesor remarcó la importancia de las clases personalizadas que allí se desarrollan: “Cada chico tiene sus características individuales y tenemos que poner los objetivos de trabajo de acuerdo con eso. Además, el abordaje y la metodología con cada uno es diferente para poder lograr ya sea una mejora, rehabilitación o darles por lo menos una mejor calidad de vida”.

COMENTARIOS