La dura historia de vida de Nikolas Cruz, el autor de la masacre en Estados Unidos

La dura historia de vida de Nikolas Cruz, el autor de la masacre en Estados Unidos

Mató a 17 excompañeros y profesores de su escuela Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, Estados Unidos.

Nikolas Cruz, el joven de 19 años que quedó detenido tras haber matado a 17 estudiantes de su exescuela, tenía según sus compañeros dos rasgos característicos: era un solitario que no tenía amigos y amaba, por sobre todas las cosas, las armas.

Según las primeras investigaciones, el joven había planificado la masacre. “Primero realizó un curso para recibir entrenamiento militar. Meses atrás compró el fusil semiautomático para realizar la masacre, y ayer se dirigió al colegio del que había sido expulsado con un esquema trazado milimétricamente”, indicó Clarín.

Según trascendió, primero activó la alarma de incendios para que los alumnos se vieran obligados a salir del edificio todos juntos y así obtener un blanco con muchos objetivos. Luego de disparar y matar, se introdujo dentro del grupo de alumnos que huían, pero las cámaras de seguridad ya lo habían identificado.

UN excompañero suyo de colegio, Brent Black, contó: “Una vez creí que estaba enfermo o se sentía mal. Me acerqué a él para preguntarle que le pasaba y me dijo: ‘Juro por Dios que acabaré disparando contra esta escuela’. Al otro día vino al colegio y me dijo que me olvidara lo que había dicho. Que era una broma. Pero muchos chicos del colegio se reían y decían que algún día Nikolas vendría al colegio y comenzaría a disparar contra todos”.

“Nadie sabía que Nikolas no conoció a sus padres. Fue adoptado poco después de su nacimiento, pero no fue adoptado solo. El matrimonio de Roger y Lynda Cruz adoptaron a Nikolas y a su hermano biológico, Zachary. El matrimonio, que ya había pasado los 50 años, se mudó de Long Island, Nueva York al condado de Broward, con los dos pequeños. Ella era ama de casa y Roger trabajaba en publicidad”, agregó Clarín.

Roger Cruz murió de un ataque al corazón cuando Nikolas tenía seis años. Lynda debió criar sola a los dos niños. Pero observó algo. Nikolas, a veces tenía conductas extrañas. Los vecinos habían realizado varias quejas y llamado a la Policía. “La Policía vino varias veces por quejas contra Nikolas. Una vez el chico tiró huevos contra el auto de otro vecino, en otra ocasión robó el correo de otros vecinos y en otra oportunidad había mordido a un niño“, remarcó una vecina al enterarse de la tragedia.

La mujer falleció en noviembre último, a los 68 años, por neumonía. Todo comenzó con una gripe común y derivó en lo peor. Para Nikolas fue un golpe devastador.Nikolas se encontró solo y sin techo. La familia de un amigo suyo le brindó una habitación en una casa en el noroeste de Broward, justo el Día de Acción de Gracias. Ya había sido expulsado de la escuela por problemas disciplinarios, después de pelearse con el nuevo novio de su ex novia.

COMENTARIOS