>DATOS DE UN ESTUDIO PRIVADO

En 2014 la recaudación provincial no pudo ganarle a la inflación real

>El salto recaudatorio fue del 32,2%. Pero el alza de precios, según las consultoras privadas y el IPC San Luis, fue mucho mayor. Sólo el guarismo anual del INDEC beneficia la mirada bonaerense

Según un estudio privado, la provincia de Buenos Aires integra el lote de distritos cuya recaudación de impuestos de 2014 no logró superar los índices de inflación real. Comparte ese sitial con San Luis, Santa Fe, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chaco, Tucumán, Tierra del Fuego y San Juan.
Para arribar a esa foto, los guarismos de referencia inflacionarios que se tomaron en cuenta no fueron los del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) sino las mediciones de aumentos de precios de la consultoras privadas, que son difundidos por los legisladores nacionales de la oposición (el llamado IPC Congreso), y el Indice de Precios al Consumidor de la provincia de San Luis, muy utilizado por los economistas para medir la inflación en el interior del país.
Según cifras oficiales del gobierno bonaerense, la recaudación provincial de impuestos del año pasado registró un aumento respecto a 2013 del 32,2%.

Recaudación provincial
En plata fresca, eso significa que a las arcas provinciales entraron, por esa vía, más de 88.730 millones de pesos, la gran mayoría a través del impuesto a los Ingresos Brutos.
El porcentaje de aumento recaudatorio alcanzado, obviamente, fue celebrado por las autoridades del ministerio de Economía provincial, dado que la inflación anual que admitió el Indec para el año pasado fue de 23,9 %. Que es altísima, si se la compara con los guarismos de la mayoría de los países del planeta, pero resulta significativamente menor a la suba que dejó la recaudación bonaerense en el mismo lapso: 8,3 puntos porcentuales de diferencia a favor del trabajo de ARBA.
Pero, en verdad, ese 32,2% de aumento de la recaudación bonaerense queda desdibujado frente a los datos de inflación que no dependen del gobierno nacional.
En ambos casos, el aumento de precios estuvo por arriba de lo que recaudó el gobierno de Daniel Scioli.
El trabajo comparativo fue recientemente publicado por la consultora NOAnomics, en base a datos oficiales de las jurisdicciones.
Estudió la recaudación de 17 distritos relevados, que en conjunto explican el 95% de la recaudación total de las provincias. Ese conjunto cerró el año pasado con ingresos tributarios provinciales estimados en 224,7 mil millones de pesos, con un incremento del 36% respecto al año 2013.
Según el estudio, sólo Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Catamarca y Salta sobrepasaron la inflación acumulada de 2014 medida por el IPC San Luis. A ese lote se suman Jujuy, Córdoba, Mendoza y Formosa si se considera además el IPC Congreso.
A modo de conclusión de este aspecto del estudio, el trabajo firmado por el economista Félix Piacentini dice que “así como en 2013 todas las provincias, excepto Catamarca, habían logrado superar la barrera de la inflación, incrementando por ende la capacidad de compra de sus recaudaciones, en 2014 la mitad no lo consigue”. Y cita a Buenos Aires en el pelotón de distritos “que sufren retrocesos reales en sus recaudaciones impositivas de 2014”
“En 2015 el club de provincias que logren ganarle a la inflación será cada vez más selecto”, agrega el trabajo.
Por supuesto que en el gobierno provincial desestiman esos análisis porque sólo consideran como dato válido para escrutar la recaudación propia la cifra de inflación anual del Indec que, como se dijo, es menor al porcentaje de aumento de la recaudación bonaerense.

La lupa en Ingresos Brutos
El otro dato interesante que aporta el trabajo es que muestra la enorme importancia que tiene el impuesto a los Ingresos Brutos –que grava la facturación de toda actividad económica- sobre el total de lo recaudado.
Considerado por muchos economistas y empresarios como un impuesto “distorsivo”, representó el año pasado el 76% de los más de 224 mil millones que recaudaron en conjunto todas las provincias estudiadas. Algo así como 170 mil millones de pesos.
Cualquier estudio histórico de la evolución impositiva de las provincias muestra el enorme ritmo de crecimiento de este impuesto, que se contrasta con la lentitud en la evolución de los impuestos al patrimonio, como el Inmobiliario -urbano y rural- o el Automotor.
Es por eso que, mensualmente, en la Provincia le prenden una vela a este gravamen cada vez que se esperan los números de la recaudación: es un reflejo del nivel de actividad.
En el ranking de las provincias estudiadas, Buenos Aires aparece en el número 13 en cuanto al crecimiento de la recaudación de Ingresos Brutos respecto a 2013: + 35%. Apenas por debajo de la media del total de los 17 distritos analizados, que fue del 38%, pero muy por debajo del alza que mostró Entre Ríos, con un 69%.
En términos monetarios, por su envergadura, por supuesto que Buenos Aires encabeza el ranking.
Sólo de Ingresos Brutos en 2014 recaudó unos 67 mil millones de pesos. Bastante más que en 2013 (49.600 millones) y que en 2012 (33.400 millones).<

COMENTARIOS