PIDEN QUE SEA CORREGIDA

Cuestionan la nueva ley para efectivos heridos

Policías retirados tras haber sido heridos en actividad, salieron ayer a cuestionar la ley sancionada el mes pasado, que prevé ascensos automáticos cada cuatro años a los efectivos que por incapacidad no pueden continuar trabajando y a los familiares de fallecidos en las mismas circunstancias.
El reclamo es porque la norma provincial, que se reglamentaría en los próximos días, no establece que el beneficio se compute “desde el momento del infortunio”, como sí lo hace la ley nacional, sino desde su puesta en vigencia.
“No queremos la retroactividad monetaria, pero sí que los ascensos sean tenidos en cuenta desde que tuvimos que dejar de trabajar, porque con la ley como está, yo, que tendría que tener cargo de comisario, lograría esa jerarquía dentro de 30 años y para entonces voy a estar muerto”, explicó Jorge Bello.
El oficial inspector quedó ciego en 1975, a los 23 años, a causa de la explosión de un coche bomba, cuando cumplía servicio en una comisaría de Quilmes.

COMENTARIOS