Una chicana para Massa

En su presentación ante la prensa, Alejandro Granados se mostró como el intendente precursor de la Policía comunal en la provincia de Buenos Aires. Aseguró que trabaja en ese sentido en Ezeiza desde hace “más de diez años” y recordó: “El intendente que mejor comprendió esta nueva situación fue el de Tigre, pero Ubieto”, sostuvo con picardía, exhibiendo una amplia sonrisa.
Granados se refirió de ese modo al antecesor de Sergio Massa en la intendencia de Tigre, Ricardo Ubieto, un dirigente vecinalista “con ideas de avanzada para su época”, ponderó el jefe comunal de Ezeiza. Se sabe que uno de los caballitos de batalla del líder del Frente Renovador bonaerense es la seguridad, un tema que se convirtió en determinante para el resultado de las primarias del 11 de agosto en la Provincia.
Por otra parte, Granados informó que tomará “licencia sin goce de sueldo” en la intendencia de Ezeiza y calificó su llegada al Gobierno bonaerense como “un pase a préstamo”, porque su objetivo es “seguir viviendo” en su distrito.
De todos modos, ya le pidió a su mujer Dulce Granados (actual diputada nacional) que “se pinte los bigotes” -dijo con humor- para reemplazarlo en la gestión de la municipalidad.
En el plano de lo formal, su cargo será ocupado transitoriamente por el presidente del Concejo Deliberante local, Oscar Cicco.

COMENTARIOS