EN EL AMBITO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Se fijarán valores de referencia para operaciones de compra venta de inmuebles

En un intento por "blanquear" las sumas por las que se realizan las operaciones inmobiliarias y, de paso, aumentar la recaudación, el gobierno bonaerense establecerá "valores de referencia" para casas y campos. Estos montos serán los que la provincia tomará en cuenta para calcular el impuesto a los sellos que se paga en las operaciones de compra venta de propiedades.

La decisión oficial está contenida en la reforma al Código Fiscal que la administración de Daniel Scioli envió a la Legislatura y apunta a evitar una práctica muy común en el mercado inmobiliario: escriturar por un valor mucho más bajo que el que en realidad se pagó.
Es habitual que el precio pactado entre comprador y vendedor se "desinfle" ex profeso, con el propósito de que quien adquiere la propiedad deba afrontar una menor carga tributaria, en este caso, el impuesto a los Sellos. Por eso, para evitar estas maniobras, la Provincia decidió comenzar a monitorear estas operaciones. Y para ello, fijará un "valor de referencia" de inmuebles y campos.
De acuerdo a lo explicado por funcionarios del Ejecutivo, esos valores que fijará la Provincia alcanzarán tanto a los inmuebles rurales como urbanos. Si bien la idea oficial es tomada de un mecanismo adoptado hace unos meses por la AFIP, en el caso bonaerense tendrá algunas variantes.
Por ejemplo, el organismo nacional obliga a declarar a las inmobiliarias el precio de ofertas para evitar que se eludan tributos. En el caso de la Provincia, el "valor de referencia" se va a calcular en función de las publicaciones que hacen las inmobiliarias y los precios de mercado. Así, surgirán valores por cuadrículas, es decir, no individuales para cada propiedad, que son con los que el gobierno bonaerense comenzará a controlar si se producen maniobras para pagar menos por el impuesto a los Sellos.

En cuatro meses

El nuevo sistema comenzará a regir en unos cuatro meses, de acuerdo a las estimaciones oficiales. Una vez que estén fijados los valores de referencia, la Provincia comenzará a ejercer los controles.
Así, cuando el precio de escrituración sea acorde al valor de referencia, se pagará Sellos por el monto con que se escrituró. En cambio, si existen diferencias fuertes entre uno y otro valor, los funcionarios van a "invitar" a quienes intervinieron en la operación a que demuestren que efectivamente la venta se realizó en los valores que figuran en la escritura.
"El espíritu de este proyecto es blanquear la economía y terminar con esta tendencia a escriturar por valores muy inferiores a los reales", dijeron en el Ejecutivo provincial.

El proyecto

La iniciativa oficial establece que el valor de referencia deberá ser actualizado en forma periódica para estar a tono con los vaivenes del mercado inmobiliario. Además, para su determinación el gobierno provincial podrá celebrar convenios con organismos públicos y privados que operen o se vinculen con el mercado inmobiliario "a fin de obtener información necesaria para establecer el valor de referencia de los inmuebles".
Pero además, podrá requerir mediante la aplicación de regímenes de información, todos aquellos datos que considere necesarios o convenientes a fin de fijar el valor de referencia, como así también exigir a los contribuyentes del Inmobiliario la presentación de declaraciones juradas.

Algunos ejemplos

Como se dijo, la Provincia pretende que los valores de escrituración se asemejen al precio que efectivamente se paga en la operación. De ahí, que impulse la creación de los "valores de referencia".
Por ejemplo, quien compra una propiedad por 250.000 pesos, a la hora de firmar el boleto de compraventa debe pagar un 10 por mil por el impuesto a los Sellos.
Así, debería estar tributando 2.500 pesos. Pero en general, se hacen figurar precios más bajos en ese documento. Si el precio ficticio es de 90.000 pesos, se estaría tributando 900 pesos. En este caso, el "ahorro" en perjuicio del fisco sería de 1.600 pesos.
Lo propio ocurre con la escrituración, donde debe pagarse el 30 por mil del valor de venta. Siguiendo con el ejemplo anterior, el pago debería ser de 7.500 pesos, pero si se escritura por 90.000 pesos, se termina abonando apenas 2.700 pesos.

COMENTARIOS