ES PORQUE HAY QUEJAS DE JUECES E INTENDENTES

Scioli prepara el primer veto fuerte de su gestión

Rechazaría la ley que regula el recurso de amparo.

A casi un año de haber asumido el cargo, el gobernador Daniel Scioli ensaya la firma para el primer veto importante de su gestión a una ley impulsada por legisladores del oficialismo. Se trata de la norma que reglamenta el uso del recurso de amparo y dispone que esa medida podrá ser interpuesta ante «cualquier juez o tribunal letrado de primera o única instancia».
El ministro de Justicia, Ricardo Casal, adelantó a este diario que «hay reclamos» de la Justicia objetando el «multifuero» (la posibilidad de que el amparo sea interpuesto ante cualquier juez o tribunal de primera instancia) y precisó que «el Gobierno los va a estudiar y si son válidos los planteos, va a vetar la ley».
Por su parte, otras fuentes calificadas de la administración sciolista confirmaron a este diario que ya está tomada la decisión y la ley «será vetada por el Gobernador». Afirmaron en ese sentido que «el Gobierno no fue consultado por los legisladores sobre este tema» y remarcaron que «es un proyecto del Senado, que pasó a Diputados y fue convertido en ley sin pedir una opinión al Ejecutivo».

Reclamos

El proyecto impulsado por el senador oficialista Federico Scarabino fue aprobado por unanimidad por el Senado en el mes de julio y convertido en ley por la Cámara de Diputados en la última semana de noviembre. En estos cuatro meses no se escucharon voces en contra del Gobierno, pero ahora se supo que la ley sería vetada por Scioli en respuesta a los planteos desde la Justicia.
Los cuestionamientos apuntan, concretamente, a la decisión de los legisladores de mantener el «multi-fuero» que ya existe, ya que actualmente el recurso de amparo recae en un juez o tribunal letrado de primera instancia designado por sorteo. Esta modalidad fue impuesta por la Suprema Corte de Justicia.
Pero en la Justicia esperaban que la nueva reglamentación del amparo eliminara la metodología del sorteo y se dispusiera que el recurso fuera interpuesto «por materia» ante el fuero correspondiente.
El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Marcelo Feliú, dijo que había un fuerte impulso para que el fuero Contencioso Administrativo fuera el receptor de los recursos de amparo, pero explicó que se decidió mantener el esquema vigente porque con el otro mecanismo «se corría el riesgo de que fijar un criterio que impida la diversidad de miradas».
Además, sostuvo que «de esta manera también se evita que eventualmente un abogado especule con esperar el turno de un juez determinado porque sabe cómo va a resolver el amparo».

La nueva ley

La nueva reglamentación del amparo fue impulsada por el vicepresidente del Senado, Federico Scarabino (FpV-PJ), quien explicó que «era necesaria una ley que aggiornara la existente» y precisó que la idea es que sea «un procedimiento más ágil, simple y sencillo para que los habitantes de la Provincia que vean vulnerados sus derechos constitucionales tengan una acción rápida y eficaz».
El amparo garantiza todas las libertades, salvo la individual, que está garantizada por el habeas corpus, y la ley establece que el recurso «no será admisible» cuando pudieran utilizarse por la naturaleza del caso los remedios ordinarios sin daño grave o irreparable; cuando sea aplicable la garantía de habeas corpus; o cuando lo que se pretenda sea la mera declaración de inconstituciona-lidad de normas de alcance general. Tampoco se podrá interponer contra actos jurisdiccionales emanados de un órgano del Poder.

COMENTARIOS