Más de un kilo de cocaína traían en cada viaje.
Más de un kilo de cocaína traían en cada viaje.
DELEGACIÓN DEPARTAMENTAL DE INVESTIGACIONES DEL TRÁFICO DE DROGAS ILÍCITAS

Con allanamientos en Junín y Buenos Aires cayó la banda del “Pablo Escobar” juninense

Dos hombres oriundos de nuestra ciudad hacían varios viajes por mes a Capital Federal donde adquirían grandes cantidades de cocaína en cuevas de dos peruanos, frente al Obelisco, que traían a la Región para comercializarla. Hay cuatro detenidos y autos incautados.

La Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas ilícitas y Crimen Organizado Junín logró desbaratar una importante banda de narcotráfico, dedicada a la comercialización de cocaína y marihuana en nuestra ciudad.
Dicha organización se encontraba compuesta por dos juninenses. Uno de ellos, conocido como “Pablo Escobar”, tenía un mayorista de droga, distribuidores, punteros, y mulas quienes hacían el trabajo de ocultar y transportar los estupefacientes.
Luego de varios meses de tareas investigativas, que consistieron en seguimientos, observaciones encubiertas, escuchas telefónicas, toma de videos y placas fotográficas, se pudo determinar que los hombres estaban detrás de la estructura ilícita.
Estos sospechosos viajaban la Ciudad de Buenos Aires a proveerse de grandes cantidades de sustancias, que transportaban por sus propios medios hacia el interior de la Provincia para luego venderlas y distribuirlas.
Los viajes eran realizados en periodos cortos de diferencia, lo que significaba un ingreso importante de drogas por mes a la Ciudad, utilizando “punteros” y personas encargadas de ocultarlas en distintos domicilios.
Los proveedores de los juninenses mencionados son dos peruanos, que utilizaban dos hoteles ubicados en pleno centro porteño, a escasos metros del Obelisco, como los lugares de repartición de la mercancía.
Según explicaron los investigadores, utilizaban la metodología “Delivery por mayor” para la distribución de la cocaína y continuamente cambiaban el lugar de depósito para evitar cualquier sospecha. Para conocer los movimientos, se contó con la desgrabación de más de 1000 horas de escuchas telefónicas.

Con todos los elementos sobre la mesa, se decidió proceder a la interceptación de los contrabandistas, en el marco de un operativo encubierto sobre la Ruta Nacional 7 donde, además de la detención, se procedió a la incautación de 1 kilo de alcaloide de cocaína de máxima pureza que horas antes habían adquirido de las personas de nacionalidad peruana.
Posteriormente, varios grupos de la Delegación antidroga, se trasladaron al corazón de Capital Federal donde efectivizaron registros en simultáneo en hoteles y domicilios particulares de los proveedores de estupefacientes. Finalmente se logró la captura de los dos peruanos, el secuestro de balanzas digitales y más droga fraccionada para su comercialización.
Como resultado del operativo, se logró desarticular la banda en su totalidad, con la detención de los cuatro hombres mayores de edad, la incautación de sustancias, telefonía celular, dinero en efectivo, balanzas digitales, y cuatro vehículos que eran parte de la logística para el abastecimiento.
En la causa tomó intervención el Juzgado Federal de Junín, a cargo del Dr. Héctor Pedro Plou; Secretaría Penal, a cargo del Dr. Tobías Rueda y el Dr. Norberto Eduardo Varas de la Fiscalía Federal.

COMENTARIOS