Un productor rural denunció el robo de trece terneros y habló de “zona liberada”
BAYAUCA

Un productor rural denunció el robo de trece terneros y habló de “zona liberada”

Aseguró que ni la policía de la localidad ni el CPR de Lincoln habían acudido a sus llamados. Y reveló que una tarde había encontrado gente dentro de su campo, les había avisado a las autoridades, no había obtenido respuestas y esa misma noche le habían faltado los animales.

Un productor rural, cuyo campo está ubicado en cercanías del casco urbano de Bayauca, fue víctima del robo de trece terneros y de amenazas y, además, mostró su indignación ante la “falta de respuestas” de parte de las autoridades policiales.

“El jueves 21 de septiembre encontré, a las 14.30, a cuatro adultos (uno de ellos, de unos 40 años), con ocho perros galgos, en el medio de mi lote de producción ganadera, donde tengo vacas, terneros, herramientas y materiales. Estaban revisando todo”. “Los intercepté y les pregunté por qué estaban dentro de mi lote sin permiso y revisando mis cosas. Reconocí a uno de ellos y los invité a que se fueran”, informó el productor en diálogo con el diario La Posta de Lincoln.

“Mientras los acompañé a lo largo de los 800 metros que nos separaban del alambrado perimetral por donde habían entrado, llamé al policía local de Bayauca, pero me dijo que no podía acudir porque no tenía móvil y no estaba en la zona. Después llamé al Comando de Prevención Rural (CPR) de Lincoln y me dijeron que iban a mandar a alguien”, explicó el hombre.

“Para las 15:45 horas llegamos al alambrado perimetral, la gente salió del campo y no había presencia policial”, relató. Y, a continuación, detalló: “Preocupado por la suerte de los animales que están a mi cargo, decidí tomar medidas de seguridad. Pasó una hora y media desde el primer incidente y llamé nuevamente al CPR de Lincoln. Les pedí que mandaran un móvil, porque la situación se estaba empezando a ir de control. Dijeron que el único móvil que tenían estaba en Arenaza y que no lo podían mandar porque estaba ocupado y que no tenían nada más”.

Entonces continuó: “Encerré a mis animales en un lugar de difícil acceso, muy lejos del alambrado perimetral -a casi un kilómetro de distancia-, superando muchas barreras, siendo el lugar más seguro que tengo, y me fui al CPR de Lincoln para hacer la denuncia en persona. Llegué, les conté todo lo que había pasado e hice una denuncia por entrada ilegal al predio y por amenazas que hubo más tarde, cuando me dirigía a hacer la denuncia, siempre sin presencia policial”.

“El jueves por la mañana constaté que me faltaban trece terneros recién nacidos (todos, Aberdeen Angus), de entre uno y cuatro meses de edad, que pueden pesar entre 20 y 50 kilos (todos, muy transportables). Sólo una persona adulta los puede agarrar y mover pasando arriba del alambre”, detalló.

Con total indignación agregó: “Cuando constaté que me faltaban los animales, llamé a la policía, esta vez para denunciar un robo. Además llamé a la subsecretaría de Seguridad de Lincoln y ellos consiguieron que me mandaran un móvil, por primera vez, 28 horas después del primer incidente, el viernes por la tarde”. “A los policías les mostré por dónde habían entrado y habían salido los delincuentes, y se podían ver pisadas de botas de adultos entrando y saliendo y pisadas de perros galgos clarísimas. Y los tres policías las vieron”, le contó el productor a La Posta.

Posteriormente añadió: “El sábado no fue ningún policía y no sucedió nada más con la policía. No se inició una investigación ni hubo presencia para poner orden público. No había orden público”. “Me faltaban vacas, me habían amenazado y tenía un peligro inminente de que me faltaran más animales, y mi seguridad física estaba completamente en riesgo”, prosiguió.

“El sábado no fue la policía, el domingo no fue la policía, el lunes no fue la policía… Entonces fui a hacer la denuncia a la fiscalía de Lincoln en persona, porque se ve que a la policía no le está fluyendo la información. En la fiscalía me dijeron que iban a tomar medidas, y el lunes por la mañana me fui al campo a proteger a mis animales, porque estaba yo solo contra la inseguridad”, sostuvo.

Además reveló: “El lunes no fue ningún policía, el martes no fue ningún policía… Ya habían pasado seis días desde el incidente y no hubo una investigación. No hubo nada”. “La gente sigue suelta, haciendo lo que quiere, y a mí me faltan trece animales y estoy casi sin trabajo”, enfatizó.

“Hoy, miércoles (por ayer), por primera vez, apareció el primer móvil, que dijo que iba a empezar a patrullar. Seis días después del robo, alguien fue a hacer presencia”, relató.

Por último reconoció: “Desde la Municipalidad de Lincoln, desde la subsecretaría de Seguridad, me ayudaron mucho. Porque, sin ellos, no venía nadie. Y desde la fiscalía siento que me están ayudando”. “No puedo decir lo mismo de ningún nivel en la policía, sobre todo de Bayauca. Bayauca es zona liberada y el destacamento está pintado a la acuarela. No sé para qué hay un policía ahí, porque yo estoy solo contra lo que venga”, culminó.

COMENTARIOS