Segundas marcas
MARKETING APLICADO

Segundas marcas

Crisis es oportunidad.

Esta semana empezó el tan esperado año nuevo, una ilusión que tiene más fundamentos emocionales que racionales. El punto es que, mientras nos acomodamos después de tanto brindis, la realidad nos da una nueva bofetada. Ya sea a nivel nacional con una batería de novedades que golpea a la clase media como a nivel local con el aumento de las tasas, las noticias no son alentadoras para bolsillos que ya vienen castigados. En este contexto, surge el “lugar común” que muchas veces suena más a frase de “gurú motivador” que a posibilidad real: “Crisis es oportunidad” y en esta columna pretendo darle cuerpo.
Las marcas funcionan como etiquetas para incidir en la mente de los consumidores al momento de la decisión de compra. Naturalmente, cuando caminamos entre las góndolas no podemos recordarlo todo, más aún cuando vivimos bombardeados por una abrumadora cantidad de información. Por este motivo surgen los atajos marcarios, estímulos que nos ayudan a clasificar información y elegir productos en pocos segundos

Crisis es oportunidad
A menos que tu marca sea reconocida o tenga alta visibilidad, en situaciones normales siempre correrás con desventaja frente a las grandes inversiones publicitarias de los líderes de cada rubro. En tema es que, como sucede en toda ruptura, la situación económica actual genera movimientos, cambios en las decisiones de consumo de la gente y por tal motivo las primera marcas dejan de ser la única o mejor opción. Surge en este contexto un comprador racional que se toma un momento más para evaluar y decidir. En este sentido, posicionarse por debajo de esas “primeras marcas” es una buena estrategia de marketing y algunas ya lo están haciendo.
Demostrando una lectura acertada de la situación algunas marcas toman ese lugar “vacío” de mercado, se trata de ocupar el espacio que descartan los líderes. Para lograrlo, desarrollan publicidades que rozan lo bizarro y muchas veces nos causan gracia. Mientras tanto, ellos se apropian del top of mind (recordación) de un segmento en crecimiento.
Muchas veces tenemos la tentación de querer ser los mejores, de competir de igual a igual frente a quienes ocupan un lugar protagónico. El consejo de hoy es que, en ocasiones, lo más inteligente es abandonar el “ego” que enceguece y buscar lugares vacíos que se van generando por movimientos económicos, sociales o culturales. De eso se trata el marketing, de hacer una lectura previa al desarrollo de cualquier proyecto comercial. Crisis es oportunidad, ¡vamos Manaos!

COMENTARIOS