Varios vagones descansan en el predio del ferrocarril de Junín. Nunca fueron adaptados a la red local.
Varios vagones descansan en el predio del ferrocarril de Junín. Nunca fueron adaptados a la red local.
NACIONAL

Los trenes “chatarra” de Julio De Vido descansan en Junín

Una parte de los trenes “usados” comprados a España y Portugal en 2005 por el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, operación por la cual el ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo Julio de Vido fue procesado por el presunto delito de "administración fraudulenta", se encuentran en el predio ferroviario de Junín, según pudo confirmar Democracia de fuentes irrefutables.
De hecho, algunas de estas formaciones se encuentran en el sector donde funciona la Cooperativa de Trabajo Talleres de Junín (COOTTAJ). “Están desde hace varios años, los trajeron para re-trocharlos, porque la trocha no es la misma y no sirven para la red local. Estuvieron un tiempo en Retiro, luego los trajeron a Junín, pero no se hizo más nada con eso”, dijo una fuente que conoce los vericuetos del predio.

La investigación judicial
El fiscal federal Federico Delgado pidió en agosto de este año el juicio oral y público para el ex ministro De Vido por fraude agravado contra el Estado Nacional a raíz de la multimillonaria compra de material chatarra para el ex ferrocarril Belgrano a España y Portugal entre 2004 y 2005.
Delgado reclamó juzgar a De Vido por supuesta "defraudación por administración fraudulenta agravada" en perjuicio de la Administración Pública al entender que el ex ministro controló "cada paso de la maniobra" y se ocupó por "formalmente aparecer en la escena lo menos posible" en una "lejanía que en realidad lo acercó" al delito cometido, según el dictamen entregado al juez federal Julián Ercolini.
De Vido puso en marcha una "delegación administrativa de funciones en la Secretaría de Transporte y en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte pero, por otro lado, esa delegación trajo consigo el gobierno de hecho de toda esta maniobra", entendió Delgado.
El fiscal remarcó que si bien "las firmas de De Vido son escasas", esa "escasez lo acercó a los hechos" y "no lo alejó" porque "conservó en todo momento el dominio de la situación".
De hecho, entendió que "un fin genuino" vinculado al supuesto objetivo de reactivar la industria ferroviaria y crear fuentes de trabajo, "alojó un negociado".

COMENTARIOS