Declararon en Junín los 12 transportistas detenidos tras el corte en Rutas 5 y 50
FUERON TRASLADADOS AYER

Declararon en Junín los 12 transportistas detenidos tras el corte en Rutas 5 y 50

Gendarmería Nacional los detuvo tras una orden librada por el Juzgado Federal de Junín cuando reclamaban por una tarifa que según aseguraron, difiere de la que la cerealera le cobra a los chacareros. Familiares llegaron desde Carlos Casares y aguardaron en las puertas del recinto judicial.

En horas de la mañana de ayer, 12 transportistas de Carlos Casares fueron trasladados a Junín para prestar declaración ante el Juez Héctor Plou, en el marco de las detenciones que efectuó Gendarmería Nacional el pasado viernes en la intersección de las Rutas 5 y 50, tras un reclamo de camioneros autoconvocados respecto de una tarifa que exigen abonen las cerealeras.
El operativo fue ordenado por el Juzgado Federal de Junín.
Los detenidos están acusados de utilizar métodos extorsivos y de arrojar una gran cantidad de cereales desde los transportes de carga en la localidad bonaerense de Carlos Casares, en el cruce de las Rutas 5 y 50, donde efectuaban el reclamo de tarifas.


Luego de declarar, mientras numerosos familiares aguardaban en la puerta del Juzgado, los detenidos fueron trasladados nuevamente a la Alcaidía Nº49 donde permanecerán alojados hasta que se expida el juez que entiende en la causa.
Si bien no trascendió si serán liberados, la secretaria de la Defensoría Paula Colombo se hizo presente y les informó a los familiares, que se mostraron angustiados por la situación, que se les había levantado la incomunicación, luego de haber declarado.
Además advirtió que volverían a ser trasladados a donde estaban alojados y que el juez resolvería la situación procesal.
“Esto recién arranca”, aseguró. “El juez tiene 24 horas para resolver si les da la libertad o no”, expresó la secretaria a los familiares.
Entre los hechos por los cuales se adelantó que fueron detenidos, se mencionan las causas de entorpecimiento de la vía pública, privación ilegítima de la libertad e intento de homicidio, entre otros.

El conflicto
Hacia finales de enero comenzó el reclamo de los camioneros autoconvocados de transportes de granos en al menos cinco provincias ya que exigen que los acopiadores y las cooperativas les abonen la tarifa pactada de los viajes, sin descuentos ya que cuentan con altos costos y grandes pérdidas.
Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Chaco y Santiago del Estero, pretenden que se fije por ley una tarifa única, controlada por AFIP.
El principal pedido es que las cooperativas y acopiadores respeten y paguen la tarifa que el mismo productor abona por el traslado.
Cabe destacar que quienes llevaron a cabo la protesta el viernes pasado en la intersección de las Rutas 5 y 50 son pequeños transportistas que no pertenecen al gremio de camioneros y se denominan autoconvocados.

"Son trabajadores"
El abogado Pedro La Blunda se hizo presente ayer en las puertas del Juzgado Federal, en nombre del senador Gustavo Traverso, de Unidad Ciudadana para ofrecer su colaboración con los familiares de los detenidos. "Es una protesta de trabajadores. No son del gremio de camioneros, ni CGT. Son simplemente transportistas autoconvocados", indicó el profesional en contacto con Democracia.
"Consideramos injusta la detención y esperamos se resuelva pronto", concluyó.

“En ningún momento se abrieron boquillas, en ningún momento se trató mal a nadie”

Mario Gutiérrez, un chofer de Carlos Casares que participó del reclamo estuvo en la ciudad aguardando junto a los familiares de los transportistas detenidos que declararon ante el Juez Plou.
“Estamos por los compañeros que trajeron detenidos, porque estábamos reclamando una tarifa y aparentemente reclamar una buena tarifa para nosotros es un delito porque trajeron a 16 compañeros de Carlos Casares como si fueran delincuentes”, señaló.
El chofer relató durante una transmisión en vivo de Telejunín que se encontraban en la intersección de la Ruta 5 y 50, reclamando, pacíficamente.
“No se paraba a nadie, simplemente a los camioneros que paraban se les explicaba lo que estábamos reclamando, muchísimos de ellos nos apoyaron. No se paraban autos, ni camionetas, ni micros, ni ambulancias. A nadie se molestaba”, aseguró.
Asimismo, explicó que “el reclamo es porque hay muchos que somos propietarios y muchos choferes, el reclamo es con la cerealera, por la tarifa. Hay una tarifa que no es la misma que la cerealera le cobra a los chacareros”.
Según aseguró el transportista, “en ningún momento se abrieron boquillas, en ningún momento se trató mal a nadie, simplemente se explicaba lo que estábamos reclamando.
El viernes al mediodía llegó gendarmería, estábamos al costado de la ruta tomando mate. En ningún momento cortamos la ruta ni se le privó de pasar a nadie. Nos dijeron que si era un corte pacífico estaba bien. Pero aparentemente perjudicamos mucho a la cerealera y en vez de aumentarnos la tarifa nos denunciaron para que levantáramos el paro. Hay rumores que dicen que la denuncia vino de la cerealera”.<

COMENTARIOS