PREMIOS EN VARIAS CATEGORIAS Y MENOR ASISTENCIA DE GENTE

Hereford y Angus dominaron la pista central en la Expo Rural

La pista central de La Rural concentró ayer las clasificaciones de razas emblemáticas tales como los Hereford y los Angus, y la presencia de los máximos ejemplares de los caballos de Polo Argentino, que exhibieron los mejores exponentes de la genética local.

En un día frío aunque soleado en el predio de Palermo, la cantidad de público mermó sensiblemente respecto de las dos jornadas anteriores, aunque contó con el ingreso gratuito habilitado para los jubilados.

En el área dedicada a las Aves de corral se pudo observar en las incubadoras –tras un período de 21 días– el nacimiento de pollitos, con su típico pelaje amarillento, con un sistema similar al empollado que realizan las gallinas. Este tipo de herramienta de granja puede, según los especialistas consultados, ser también utilizado para otras especies avícolas, tales como patos, pavos o codornices.

En la pista central de La Rural, durante la mañana se pasearon los reproductores machos y hembras de las razas Hereford y Polled Hereford (ejemplares sin cuernos) y los terneros Angus.

Más allá de esto, la mayoría de las miradas desde los palcos de Palermo se posaron sobre los llamativos ejemplares Hereford, una raza que se origina en la zona suroeste de Inglaterra en el condado homónimo e importada a la Argentina por sus dotes carniceras.

En el Pabellón Ocre de La Rural, se desarrolló asimismo la clasificación de la raza ovina Hampshire Down, un animal que puede encontrárselo en alta montaña y en la estepa patagónica, o bien en campos del sur bonaerense. En el país, la cría de ovinos vivió su apogeo a fines del siglo XIX, cuando la importancia de la lana, como fibra, y la industria frigorífica, crece de la mano de una mejora de la calidad cárnea.

COMENTARIOS