Máxima velocidad
MARKETING APLICADO

Máxima velocidad

Crónicas del absurdo Whatsapero.

Primera hora del viernes y el gesto solidario de los muchachos de Whatsapp se hizo presente encendiendo el alerta. Un nuevo golpe al bolsillo amenazaba la paz de la víspera de un fin de semana cada vez más esperado: “Suman cámaras y aumentan las multas!”. El audio empezó a circular y la novedad explotó antes de validarse.
La noticia hablaba sobre supuestas cámaras y posibles foto multas que una persona podía sufrir en Av. Circunvalación, Camino al PNLG, Rutas 7, 188, y 65. Cansados de acciones que se parecen más a trampas recaudatorias que a acciones regulatorias, el colectivo “Whatsapero” adoptó una posición corporativa y el audio fue reenviado desde el grupo de fútbol al de familia y de ahí directo al de “Sres Papis” entre otros. En pocas horas, la agenda estaba marcada y todos tenían una opinión para ofrecer. Desde la indignación a conclusiones técnicas sobre la legalidad de la nueva norma.
Promediando el mediodía, todo empezó a tranquilizarse. Con la misma velocidad, la noticia inició un proceso de “deconstrucción” con audios que volvían a modo de “boomerang”: “che, parece que lo de las multas no es cierto”. Una dinámica de ida y vuelta que tan sólo duró un par de horas con una intensidad que envidiaría cualquier campaña publicitaria.
Un nuevo episodio que nos hace pensar en la credibilidad que portan los nuevos medios de comunicación que además hoy son utilizados como vehículos comerciales. Un mismo flujo de información por donde recibimos fotos de chicas con poca ropa, ofertas de zapatillas, vinos, mensajes laborales y cómo forma el equipo del fin de semana.
Dejar el teléfono un par de horas implica que al regresar, deberemos incorporar y procesar una catarata de información. Un desafío no menor que requiere de nuevas destrezas para el emisor, en la claridad y credibilidad del mensaje. Para el receptor en su ejercicio crítico para diferenciar lo veraz de los falaz y lo importante de lo urgente en un absurdo que ya forma parte de una nueva locura contemporánea. Compartilo, hacelo viral.

COMENTARIOS