None
PANORAMA AGROPECUARIO

Tras la lluvia, llega el alivio a los campos de la Provincia

El Ministerio de Asuntos Agrarios estimó que las precipitaciones contribuyen a recomponer las condiciones de humedad para los cultivos de soja, maíz y girasol.

La lluvia llevó alivio a los campos bonaerenses y optimismo a los productores, destacó ayer el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia, Alejandro Rodríguez.
El ministro trazó ese panorama luego de dialogar con productores agropecuarios e intendentes de distintos municipios, además de analizar la situación climática junto con técnicos del Ministerio de Asuntos Agrarios.
"No nos hemos quedado quietos ante la emergencia climática de las últimas semanas. El gobernador Daniel Scioli adoptó medidas de exención tributaria, pusimos en marcha un mecanismo para la ayuda directa en materia de infraestructura básica, se adecuaron créditos del Banco de la Provincia de Buenos Aires y tenemos el apoyo para encarar programas de reforestación. Ahora la lluvia trae optimismo al campo bonaerense", señaló.
El Ministerio de Asuntos Agrarios estimó que las lluvias contribuyen a recomponer las condiciones de humedad para los cultivos de soja, maíz y girasol, e impactan positivamente sobre la ganadería".
Según reportes recibidos por la cartera provincial, se registraron importantes precipitaciones en las últimas horas. Técnicos del Ministerio informaron que "las lluvias caídas tienden a revertir la sequía y recomponer las condiciones de humedad para el desarrollo de los diferentes cultivos, con pronósticos pluviales que se prolongan hasta el jueves de esta semana y con proyecciones importantes en algunas zonas".
El efecto benéfico de las lluvias podría darse también en los maíces de siembra tardía y en los girasoles de la Cuenca del Salado y del sudeste bonaerense.
Asimismo, técnicos del ministerio destacaron que, de revertirse la situación de sequía, las precipitaciones serían apropiadas para restablecer el estado de humedad de los suelos y permitir la siembra de verdeos de invierno y pasturas en óptimas condiciones.
Otro de los factores positivos es que el descenso de temperatura mejora el confort animal, lo que impactaría amigablemente sobre la producción lechera, tras haberse visto resentida por la ola de calor y su efecto sobre los animales.
En el sudoeste, el intendente de Tornquist, Gustavo Trankels, valoró positivamente que en su distrito cayeron alrededor de 40 milímetros lo que contribuyó a apagar el fuego en la región ya que registros similares se informaron desde los partidos de Saavedra y Coronel Suárez.
Los datos del Servicio Meteorológico Nacional para el Sudeste bonaerense indican que en Tandil cayeron 54 mm, en Benito Juárez 47 y en Tres Arroyos 49.
En partidos de la zona núcleo como San Andrés de Giles y Salto se registraron precipitaciones de alrededor de 40 mm mientras que los pronósticos meteorológicos señalan probabilidad de lluvias para los próximos días en toda la provincia de Buenos Aires.

COMENTARIOS