Gou Zhongwen, director de la Administración General de Deportes de China.
Gou Zhongwen, director de la Administración General de Deportes de China.
A PARTIR DE 2019

El doping será un delito penal en China

El doping en el deporte podrá ser considerado como un delito penal en China a partir de 2019, con cargos criminales y hasta penas de cárcel para los implicados, según informó ayer la agencia estatal china de noticias Xinhua, tras un acuerdo entre el Ministerio de Deportes y la alta magistratura de China.
"Estamos cerca de acabar nuestro estudio acerca de una interpretación judicial sobre antidopaje. Se promulgará en 2019, probablemente a principios de año y los culpables de dopaje afrontarán castigos criminales", afirmó el director de la Administración General de Deportes de China, Gou Zhongwen, en declaraciones.
Gou recalcó que recientemente se habían "detectado drogas para mejorar el rendimiento" en varios estudiantes de escuelas deportivas del país. Hasta ahora, la normativa antidopaje -aprobada en 2004- se limitaba a multas, prohibiciones y sanciones administrativas.
En este sentido, el Tribunal Popular Supremo de China -la más alta instancia judicial del país asiático- ya afirmó en octubre que el proceso para aplicar el derecho penal en estos casos "se encuentra en su etapa crucial".
"Estamos elaborando interpretaciones judiciales sobre la aplicación de la ley penal en los casos relacionados con el uso, la fabricación, la venta y el contrabando de sustancias que mejoran el rendimiento deportivo. Como órgano judicial más importante de China, nos sentimos obligados a hacer nuestra contribución para combatir el dopaje", subrayó Jiang Qibo, un juez del alto tribunal.

COMENTARIOS