Los tótems indicadores de velocidad en Junín
Regresaron los tótem que indican la velocidad.
TRÁNSITO SEGURO

Volvieron a funcionar los tótems indicadores de velocidad en Junín

Mario Olmedo, subsecretario de Control Ciudadano, afirmó a Democracia que ya están operativos los de avenida de Circunvalación y Respuela y el del camino al Parque Natural Laguna de Gómez. Falta reparar el del Parque Borchex (sobre Circunvalación).

Como anticipó Democracia, el municipio de Junín comenzó a poner nuevamente en funcionamiento los tótems indicadores de velocidad, una herramienta más para prevenir accidentes y mejorar el tránsito juninense.

“Los reparamos con la empresa nueva que tiene a cargo los radares de velocidad y las fotomultas”, afirmó Mario Olmedo, subsecretario de Control Ciudadano, en diálogo con Democracia.

Según precisó el funcionario a este diario, actualmente ya están en funcionamiento los tótems ubicados en avenida de Circunvalación y Padre Respuela; en el camino al Parque Natural Laguna de Gómez y falta volver a poner operativo el del Parque Borchex (sobre Circunvalación), ya que falta conseguir un repuesto, señalaron desde el municipio.

"Los displays indicadores de velocidad se utilizan en todo el mundo y son reconocidos como uno de los sistemas más efectivos para el control del exceso de velocidad".

Por su parte, Andrés Rosa, secretario de Seguridad del municipio, afirmó a este diario: “Se dejaron de utilizar por falta de mantenimiento, porque los tenía una empresa que se fue de la ciudad y ahora los está retomando la empresa que se encarga de los radares”.

Y agregó: “Entendimos que había que volver a ponerlos en funcionamiento porque son útiles”.

¿Cómo funcionan?

Los tótems indicadores de velocidad son equipos de gran porte para la vía pública, de tres dígitos, que indican la velocidad del vehículo que se acerca a una distancia, regulable, de hasta 200 metros.

Los displays indicadores de velocidad se utilizan en todo el mundo y son reconocidos como uno de los sistemas más efectivos para el control del exceso de velocidad.

El conductor común tiende a superar los límites de velocidad permitidos habitualmente por distracción o mero desconocimiento de la máxima permitida en el lugar por donde transita y está probado que, alertarlo mostrándole la velocidad que desarrolla en ese momento, es un método muy eficaz para evitar accidentes en tiempo real.

COMENTARIOS
Curso sobre Energías Renovables