Estados Unidos sufre hasta hoy las jornadas más frías de su historia
CLIMA

Estados Unidos sufre hasta hoy las jornadas más frías de su historia

Al menos 19 personas murieron esta semana en EE.UU. por causas relacionadas con las adversas condiciones meteorológicas. El jueves la acumulación de nieve llegó a los 45 centímetros en puntos de los Estados de Maine y Nueva Jersey.

El Noreste de Estados Unidos padece hasta hoy rachas de viento frío que podrían rozar o rebasar mínimos históricos de temperatura. El Servicio Meteorológico Nacional prevé que en zonas de la región de Nueva Inglaterra las ráfagas de aire alcancen alrededor de 30 grados bajo cero.
Entre Filadelfia y Boston el viento puede provocar que la sensación térmica descienda de 20 bajo cero. “Las condiciones en los próximos días van a ser muy duras por el frío", avisó el alcalde de Nueva York, Bill de Blassio. La compañía que abastece de electricidad los estados de Nueva York, Rhode Island y Massachusetts, National Grid, recomendó a los ciudadanos que se refugien en albergues en caso de que se produzcan fallas en la red eléctrica.
Al menos 19 personas murieron esta semana en EE.UU. por causas relacionadas con las adversas condiciones meteorológicas, según la cadena CNN. Alrededor de 8.000 viviendas se quedaron sin luz en 10 estados de la costa Este. El jueves se cancelaron 4.300 vuelos en esta región y este viernes se suprimieron otros mil. El principal aeropuerto de Nueva York, el JFK, cerró el jueves pero ayer por la mañana reanudó paulatinamente sus operaciones.
El temporal de nieve y viento que recorrió la costa Este el miércoles y el jueves bajó su intensidad hasta una situación con menos riesgo de nevadas, pero con temperaturas más bajas, debido a la bajada por el noreste del país de una masa de aire frío del Artico. El jueves la acumulación de nieve llegó a los 45 centímetros en puntos de los Estados de Maine y Nueva Jersey y a los 40 centímetros en partes del Estado de Nueva York. En Central Park subió hasta 25 centímetros.
La tormenta de nieve y aires huracanados fue definida por algunos meteorólogos en EE.UU. como un “ciclón bomba”, desatada por un desplome abrupto de la presión atmosférica.
En algunas zonas del Noreste los vientos ganaron una velocidad de más de 100 kilómetros por hora y en Massachussetts hubo inundaciones que llevaron el agua helada de la bahía a calles e incluso viviendas. El temporal causó numerosos accidentes de tráfico y obligó a cerrar escuelas y edificios oficiales. Unos 500 miembros de la Guardia Nacional se desplegaron por el Este para atender emergencias.
De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, hoy será el día más frío en el noreste. Desde el 25 de diciembre, esta área del país estuvo sumida en una cadena ininterrumpida de jornadas de bajísimas temperaturas: Nueva York y Boston casi permanentemente por debajo de los ceros grados.

COMENTARIOS