Confirmaron 680 casos de dengue en Salta

Confirmaron 680 casos de dengue en Salta

La mayoría de los casos fueron detectados en Tartagal. Los pacientes "evolucionan favorablemente", informan desde el Ministerio de Salud provincial. Sin embargo, la sociedad civil se alía en busca de soluciones para la falta de turnos y medicación en el hospital público local.

Desde el Ministerio de Salud Pública salteño informaron que por el momento no hubo muertes provocadas por esta enfermedad, que se transmite a través del mismo mosquito que es vector del zika o la fiebre chikungunya.

Los pacientes "evolucionan favorablemente", precisaron desde el Ministerio, desde donde además confirmaron que "todos los casos son de dengue clásico".

"No hay pacientes con dengue grave o hemorrágico", establecieron a través de un comunicado.

Los municipios afectados son Tartagal, Salvador Mazza, Colonia Santa Rosa, Pichanal, Orán, Aguaray, Morillo, Santa Victoria Este, Embarcación, Rivadavia Banda Sur, Mosconi, Güemes y La Unión.

Fuentes de la Coordinación de Epidemiología de Salta informaron que 194 casos fueron confirmados para dengue en Tartagal, de los 712 pacientes con síndrome febril que fueron analizados de octubre a la fecha.

"Se intensificaron las tareas preventivas y se reforzó la presencia de agentes sanitarios en los barrios, quienes además de realizar tareas de bloqueo profundizaron la búsqueda de casos febriles", explicó Pedro Urueña, subgerente del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal.

VOCES DE ALERTA

El viernes por la noche vecinos de Tartagal recorrieron las calles céntricas pidiendo que el Gobierno de la provincia atienda el brote de dengue en esa castigada región.

Fermín Hoyos, secretario general de la departamental San Martín de ATE, señaló sin embargo que "no queremos más mentiras ni que nos digan que son 600 los casos cuando no hay tartagalense que no tenga un vecino, un amigo o un familiar enfermo. Que no nos vengan a engrupir con que la gente que se murió tenía otras enfermedades porque si no hubieran tenido dengue seguro seguían con vida", dijo.

El sindicalista precisó que mantuvo reuniones en los últimos días "con otras instituciones gremiales para que entre todos hagamos algo por la gente que está sufriendo por esta enfermedad. Las autoridades provinciales se han dedicado a negar la realidad, por lo tanto es evidente que no piensan hacer nada", consideró.

Y agregó: "Cuando los pacientes van al hospital, si tienen la suerte de que los atiendan después de esperar horas, el médico le dice que compren paracetamol. Pero mucha gente no tiene dinero y tiene que irse a la casa a sufrir los síntomas, que son tremendos, más aún tratándose de personas adultas o de niños".

A pedido de los delegados sindicales que requerían que un profesional médico diera a conocer a la multitud cuál es la situación real, la médica pediatra Luisa Oroño, una conocida profesional que se jubiló en el hospital Juan Domingo Perón y sigue trabajando en una clínica privada de Tartagal, precisó que "estamos viendo las falencias del hospital y todos los días tenemos en la clínica pedidos de los pacientes; nos piden por favor ser atendidos en la parte privada pese a no tener obra social, que les hagamos los análisis y cuando les preguntamos porqué no se hacen en el hospital la gente responde que tienen que ir a las 4 de la mañana a sacar un turno pero al momento de tomarle la muestra le responden 'estamos en epidemia y ya no se hace más los análisis' porque además no hay reactivos para confirmar. Directamente se considera que tiene dengue pero lo peligroso es que puede tratarse de otra patología".

La médica pediatra consideró que "la capacidad asistencial del hospital ya claudicó, no hay más lugar. Hay que buscar alternativas sean internaciones domiciliarias, afectar algunos sectores del viejo hospital sobre todo para darle cobertura a la gente que no tiene obra social. Aunque también -dijo- en el sector privado el tema ya colapsó porque hay que decirle a los pacientes 'vengan mañana a ver si se da algún alta' para que haya una cama disponible", publicó ElTribuno.com.

El delegado sindical de ATE Hoyos consideró que "los gremios tenemos que ver de qué manera podemos ayudar, entre todos, para hacer una compra al por mayor y entregarle al hospital, porque ese medicamento no hay en existencia, más allá de lo que digan los funcionarios".

COMENTARIOS