Esta semana declararon a la Comisaría de Chacabuco como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar.
Esta semana declararon a la Comisaría de Chacabuco como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar.
COMISARÍA DE CHACABUCO

Fue declarada como centro clandestino de detención durante la última dictadura

Esta semana declararon a la Comisaría de Chacabuco como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar. Esta actividad fue organizada por la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, junto a la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, la Red Federal de Sitios de Memoria (Ley Nacional de Sitios 26.691), la Municipalidad de Chacabuco, la Comisión Provincial de la Memoria y la participación de sobrevivientes y familiares a través de la Comisión Memoria y Justicia de Chacabuco.
La señalización de los excentros clandestinos de detención y otros espacios vinculados con la represión ilegal visibiliza la función que cumplieron durante el terrorismo estatal y expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos, en el marco de los procesos de juzgamiento a los responsables, para que nunca más vuelvan a repetirse.

Asimismo, constituyen un explícito reconocimiento a las víctimas y a sus familiares. Construirlos en espacios dinamizadores de memoria implica preservarlos como testimonio materialy prueba judicial de los crímenes cometidos por el Estado terrorista, permitiéndole a la comunidad el encuentro con la memoria histórica en la construcción de su propia identidad.
En el acto en Chacabuco estuvieron presentes el secretario de Evaluación de Gestión, Maximiliano Felice, la responsable a cargo de Derechos Humanos, Lara Molina, el director general de Seguridad, Marcelo Loyola, el director de Recaudación, Maximiliano Lancieri, el presidente del Concejo Deliberante, Jorge Muela, concejales de los diferentes bloques políticos y autoridades policiales. “Pasaba caminando todos los días por esta vereda, se hacían muchos comentarios respecto de esta Comisaría, había muchos mitos, hasta que un día las autoridades policiales me contaron la historia real y pasar por acá ya no era lo mismo” dijo la responsable a cargo de Derechos Humanos, Lara Molina y agregó que “es importante llevar adelante esta señalización porque no debemos olvidar que acá pasaron cosas horribles”.

COMENTARIOS