Intendentes de la Región, en alerta  por la quita de recursos a los municipios
CAMBIOS EN LAS TARIFAS DE SERVICIOS

Intendentes de la Región, en alerta por la quita de recursos a los municipios

Jefes comunales de distintos signos políticos expresaron -ante una rueda de consultas realizada por Democracia- sus dudas y reparos por la quita de fondos que estipula la iniciativa original enviada por la Gobernadora a la Legislatura provincial.

A partir del próximo mes, los usuarios residenciales del servicio de electricidad con domicilio en la Provincia tendrán una rebaja del 10,8 por ciento en promedio, mientras que los de gas se verán beneficiados con una baja del 6,3 y los de agua, del 3,1 por ciento.
Eso, por la eliminación de varios impuestos provinciales que se cobraban hasta ahora en la boleta de la luz -que emite alguna de las cuatro distribuidoras y de las 200 cooperativas que operan en territorio bonaerense-, de gas y de agua.


La quita fue anunciada por Vidal el lunes último, poco después de que el presidente Mauricio Macri pidió a las provincias que “acompañen el esfuerzo” de la Nación en el marco de la polémica por los aumentos en las tarifas de los servicios.
Vidal dijo que eliminarían tributos de los impuestos y que la rebaja sería del 15,7 para la luz. Pero ese porcentaje terminó resultando menos del previsto, ya que el proyecto de ley enviado a la Legislatura fue modificado para no afectar los fondos que recaudaban los municipios.
En este escenario, de por sí complejo, intendentes de la región de distintos signos políticos encendieron luces de alarma y reclamaron a los legisladores que eliminen del proyecto original dos artículos que quitaban de los servicios de luz y agua una serie de tributos que iban a las arcas municipales. El total de esa recaudación, según dijeron, equivale a unos 1.300 millones de pesos anuales.
En diálogo con Democracia, Víctor Aiola, Alberto Conocchiari y Calixto Tellechea, intendentes de Chacabuco, Leandro N. Alem y Ameghino respectivamente, expresaron su opinión al respecto, poniendo reparos en que aún aguardan mayores precisiones en cuanto al debate en la Legislatura por el importante porcentaje que impactaría de manera negativa en las cuentas municipales.
Es que el jueves pasado el Senado bonaerense desdobló el proyecto enviado por la gobernadora para amortiguar las subas tarifarias de luz y agua, por lo que buena parte de las cargas que se proponían eliminar por ahora permanecen y se seguirán debatiendo en comisión.


Fuentes legislativas consultadas por este diario coincidieron en que si bien Vidal pidió premura en el tratamiento de las rebajas que impulsa su administración, el proyecto está trabado fundamentalmente por la presión que ejercen los intendentes, quienes temen ver desfinanciadas sus comunas y ofrecen como moneda de cambio un fondo extra que compense la reducción de recursos.

Aiola: “Hubiesen tomado esta medida antes”
Fiel a la contundencia en sus declaraciones, el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola (Cambiemos), afirmó: “Me parece correcto el anuncio porque Nación y Provincia están haciendo un esfuerzo importante, pero a nosotros, los intendentes, nos impacta fuertemente en el presupuesto municipal”.
Y el alcalde radical amplió: “Es una medida que si se hubiese tomado antes de que nosotros planificáramos y armáramos el presupuesto y cerráramos paritarias, nos hubiese afectado menos, pero luego de haber cerrado paritarias y haber presentado el presupuesto y que ya esté aprobado, nos va a afectar muy fuerte”.
“Nosotros sabemos que el principal esfuerzo lo hace la gente, que paga tasas costosas de energía, y es real, hay que recomponer el sistema energético que estaba colapsado, sin embargo considero que deberíamos buscar otras formas para que no termine impactando en la economía municipal”, sostuvo.

Conocchiari: “Para el municipio es una medida negativa”
“Como ocurre siempre en el esquema comunicacional de Cambiemos, se maquilla el conflicto y se intentan mostrar estas medidas; esta quita impositiva de la Provincia lo que hace es beneficiar a las empresas, no a la gente, la gente va a pagar unos pocos pesos menos y para el municipio es una medida negativa”, enfatizó el intendente de Leandro N. Alem, Alberto Conocchiari (Unidad Ciudadana).
Y agregó: “El municipio está del lado de la gente, intentamos cubrir todo lo que quita el Estado provincial, vemos que el alquiler y las tarifas se llevan la totalidad de los ingresos de los vecinos, todas las demandas rebotan en las ventanillas municipales y nos tenemos que hacer cargo, entonces el gobierno provincial, en vez de ayudar a los municipios, toma estas medidas para disfrazar la ferocidad del incremento de tarifas. Es una estrategia hábil pero negativa en términos generales”.
Asimismo, Conocchiari se refirió a una medida que impulsan desde el municipio vinculada a las tarifas: “Estamos analizando, de manera prudente, la posibilidad de reducir la tasa de alumbrado público, queremos hacer el esfuerzo extremo para facilitarle algo a la gente porque la situación es muy grave”.

Tellechea: “Estamos esperando leer la letra fina”
El intendente de Florentino Ameghino, Calixto Tellechea (Cambiemos), hizo hincapié en la importancia de aguardar mayores precisiones, Y aseguró: “Estamos esperando leer la letra fina porque está en debate y habrá que ver qué pasa pero a Ameghino le repercutiría en dos millones y medio de pesos anuales, aproximadamente”.
“Nosotros apoyamos a la Provincia y a la Nación en sus decisiones, hay que aguantar el esfuerzo que hacemos todos para que salga esto para adelante, tendremos que ver en qué partidas ajustamos porque en los municipios está todo muy ajustado, acá no sobra nada, así que vamos a tener que sacar bien las cuentas y ver cómo hacemos para cubrir estos fondos”.
Consultado acerca de por qué esta decisión de Provincia se toma en este momento, Tellechea afirmó: “Creo que se está buscando la mejor forma de poder resolver esto, la verdad es que es un momento muy difícil porque se están acomodando tarifas que vienen con un desfasaje de doce años pero en algún momento había que hacerlo, así que bienvenido sea si es para bien, haremos el esfuerzo desde el municipio para acompañar a la Provincia y la Nación”.

Entre 15 y 20 millones de pesos menos para Junín
El concejal de Cambiemos Javier Prandi afirmó que “la reducción de impuestos redundaría en unos 15 ó 20 millones de pesos menos al año para las arcas juninenses”, por lo que llamó a “estudiar bien hasta dónde se puede seguir bajando”.
Junín cuenta con el alumbrado público y la tasa de seguridad, presente en la factura de luz, y en el gas hay una tasa del 10% sobre el consumo para destinar a mayor obra pública. En este sentido, el intendente macrista Pablo Petrecca advirtió que la quita de esos gravámenes impactaría en la recaudación y significaría de dejar de prestar servicios.

COMENTARIOS