fiscalia junin
El Departamento Judicial de Junín tiene competencia en nueve partidos.
DEPARTAMENTO JUDICIAL JUNÍN

De las trece fiscalías que hay en Junín, cinco se encuentran con cargos vacantes

Fueron los generados por el retiro de Ángel Quidiello en 2017; Silvia Ermácora y Mirta Monclá en 2018; Carlos Colimedaglia en 2020 y José Alvite Galante en 2021. Además, en agosto, dejará su cargo por jubilación Daniel Nicolai (Chacabuco) y, en octubre, hará lo propio Sergio Terrón.

En los últimos años, el proceso de selección y designación de magistrados del Poder Judicial (jueces, fiscales y defensores oficiales) se demoró notablemente, lo cual comenzó a generar un cúmulo de vacantes que no fueron cubiertas, generadas por jubilaciones, renuncias y fallecimientos.
Según informaron a este diario, por ley, el Departamento Judicial Junín debe contar con trece fiscales, diez en nuestra ciudad, uno descentralizado en Chacabuco y dos en Fuero Penal Juvenil. 
En el caso de Junín, al día de hoy, existen cinco cargos vacantes, a los cuales se sumarán dos más en los próximos meses. “Es decir que el Departamento Judicial de Junín tendrá siete disponibles, y serán seis fiscales para hacer el trabajo de trece”, afirmó una fuente judicial. 
Las vacantes fueron generadas por el retiro de Ángel Quidiello en 2017; Silvia Ermácora y Mirta Monclá en 2018; Carlos Colimedaglia en 2020 y José Alvite Galante en 2021. A estos, en agosto, se sumará la salida por jubilación del fiscal de Chacabuco, Daniel Nicolai, y en octubre hará lo propio Sergio Terrón. Incluso la UFIJ N° 13 está creada, pero nunca tuvo un fiscal designado.
“A partir de octubre solo quedarán como fiscales Vanina Lisazo, Javier Ochoaizpuro, Paola Luján, Fernanda Sánchez, Esteban Pedernera y Matías Noberasco en el Ministerio Público Fiscal, mientras que siete despachos estarán vacíos y con sus luces apagadas”, explicó la fuente consultada por Democracia.
Cabe recordar que el Departamento Judicial tiene competencia en nueve distritos: Junín, Chacabuco, Leandro N. Alem, Rojas, Lincoln, General Pinto, Florentino Ameghino, General Viamonte y General Arenales.

“Hay demora de un año”
Al respecto, el presidente del Colegio de Abogados del Departamento Judicial Junín e integrante del Consejo de la Magistratura bonaerense, Pablo Rasuk, afirmó a Democracia que “hay demora de un año” y que “estamos tratando de destrabar lo que generó la pandemia, ya que los exámenes eran presenciales y en La Plata”.
“A fin del año pasado empezamos a cambiar los reglamentos para que sea bimodal. Estamos tomando exámenes orales a la distancia y se está implementando tomar los exámenes escritos también a la distancia o en lugares amplios como en Tecnópolis, ya que pueden ir hasta 100 personas a rendir”, destacó.
“También hubo demora en la firma de pliegos, que es un tema del Ejecutivo, tras el cambio de Gobierno, por una cuestión política que desconocemos desde el Consejo. Una vez que se forma la terna, va al Ejecutivo y luego al Senado. Las ternas las pasamos en 2019”, indicó
“Había un total de 180 pliegos de toda la Provincia, y 40 fueron mandados al Senado por el Ejecutivo que ahora definirá el gobernador, que son para coberturas de cargo. De esos, ninguno era de Junín, ya que arrancaron con los lugares más caóticos como el AMBA”, informó.
“Actualmente, están vacantes los dos cargos de asesores de Menores en el Poder Judicial de Junín y faltan dos cargos de fiscales que es lo que le debe el Ejecutivo a nuestra ciudad. Los de Ermácora y Quidiello ya estarían para cubrir, ya que el resto son recientes y ese pliego no se debe”, concluyó.

“Grandes problemas operativos”
“Esta situación, sostenida en el tiempo, está comenzando a generar grandes problemas operativos, ya que cada fiscal en actividad debe llevar a cabo el trabajo de dos, lo que implica más cantidad de investigaciones, doble cantidad de audiencias, doble cantidad de juicios orales y una sobrecarga que a lo largo del tiempo. Sin una esperanza de mejoría a mediano y corto plazo, genera preocupación entre sus actores”, apuntó la fuente consultada.
Cabe recordar que este año, los funcionarios del Ministerio Público bonaerense, nucleados en la Asociación de Fiscales de la provincia de Buenos Aires emitieron un comunicado en el que reclamaron enérgicamente la cobertura de vacantes, “realidad que comprende a todos los departamentos judiciales al considerar que se está trabajando al límite de lo soportable humanamente”, afirmó.
“Nadie puede desconocer que, en los últimos 10 años, según cifras oficiales, el delito en la provincia de Buenos Aires ha crecido casi un 50%, sin embargo, cada vez son menos los fiscales para investigar los delitos que se comenten”, manifestaron desde la Asociación de Fiscales.
“Los fiscales intervienen en toda denuncia que dé cuenta de un delito en este universo: no solo se encuentran aquellas causas que revisten mayor interés y preocupación en la sociedad, como ser la violencia de género, los femicidios, los delitos sexuales, el narcotráfico y el grooming, sino que también comprende la problemática de las usurpaciones, la accidentología vial, las estafas, los delitos contra la propiedad y los de corrupción de funcionarios municipales y provinciales. Sin embargo, para enfrentar tamaño desafío los fiscales locales están diezmados a la mitad de sus recursos humanos”, cerraron los fiscales bonaerenses.

COMENTARIOS