Fiscal Javier Ochoaizpuro.
Fiscal Javier Ochoaizpuro.
PROPIETARIOS MANIFIESTAN PROBLEMAS ESTRUCTURALES

De Ciervo: “Se procura detectar si estamos ante el delito de defraudación fiduciaria”

El abogado de los denunciantes al administrador del fideicomiso del edificio “Portal del Sol”, afirmó, además, que “esta figura se basa en la confianza y cuando es abusada comienzan a surgir los problemas”. La investigación es llevada a cabo por el fiscal Dr. Javier Ochoaizpuro.

A mediados de este año, un grupo de propietarios del edificio “Portal del Sol” radicó una denuncia por presunta defraudación, contra el administrador del fideicomiso que construyó la estructura.
Según señaló a Democracia el fiscal de la causa, Dr. Javier Ochoaizpuro, “los dueños manifestaron que tenían en muy malas condiciones los departamentos”, ubicados en la torre de calle España, entre Rivadavia y Roque Sáenz Peña.
Y agregó: “Como la empresa no quiso repararlos, las personas hicieron la denuncia contra el administrador del fideicomiso”, lo que derivó a la materialización de cuatro allanamientos. “Ahora vamos a ver los análisis de la documentación obtenida para ver los pasos a seguir”, afirmó.
“La denuncia es para que si investigue si hubo un mal manejo en perjuicio de los propietarios que hoy tienen problemas estructurales”, subrayó.

“Rendición de cuentas”
El abogado de varios damnificados, Dr. Darío de Ciervo, explicó a este diario que el inconveniente estructural “es uno de los posibles puntos, y no el único. El fiduciario tiene varias responsabilidades a cargo, que son realizar las acciones como por ejemplo para preservar los bienes y, luego, transmitirlos a los beneficiarios”.
El otro punto muy importante tiene relación con “la rendición de cuentas que a veces no se hace o se hace mal adrede. En esta investigación se procura levantar elementos de cargo para que sean analizados y detectar si estamos ante el delito de defraudación fiduciaria”, apuntó.
“Hay otros fideicomisos que están teniendo los mismos problemas y es bueno que la gente pueda entender que los fiduciantes o beneficiarios tienen derechos, y que procuren que se respeten reclamando lo que les corresponde”, afirmó.
“Esta figura se basa en la confianza y cuando es abusada comienzan a surgir los problemas. La figura es noble cuando se cumpla estrictamente con la ley que es lo que a veces no sucede. Este tipo de irregularidades algunas veces es intencional y es lo que hay que determinar”, subrayó.
“Los fideicomisos que se conocen como inmobiliario, generalmente hay un terreno cuyos dueños llegan a un arreglo con las empresas constructoras. Y cuando surge el fideicomiso, existen los fiduciarios, fiduciantes y beneficiarios que pueden ser terceras personas”, explicó el abogado.
“Obviamente que se hacen contratos previos y que cada unos de los pasos tienen que estar estipulados. A veces existen errores, mala administración o dolo (maniobras intencionales), ya sea porque se simulan hechos”, confirmó.
“Otras veces la maniobra se ve con calidad de los materiales, o con simulaciones de actos jurídicos. Las maniobras son innumerables que causan perjuicios a los beneficiarios: por ejemplo se observa una ausencia de rendición de cuentas o rendición muy tardía”, finalizó.

COMENTARIOS