Larreta

Caba evalúa medidas duras y no descarta cancelar las clases presenciales

En medio de la segunda ola de coronavirus y con una suba de casos sostenida desde hace varios días, la Ciudad de Buenos Aires empezó a evaluar una serie de medidas “drásticas” que incluyen un cierre fuerte y casi total, en sintonía con lo que viene proponiendo la Casa Rosada y la provincia de Buenos Aires. Las autoridades que responden a Horacio Rodríguez Larreta buscan una medida de shock para tratar de parar el aumento de casos de coronavirus. 
La principal novedad es que el lock down, esta vez, incluiría a las clases presenciales que habían sido una marca de resistencia en la Ciudad ante la decisión de Alberto Fernández de cancelar las clases en el Amba. “No lo descartamos”, aseguran fuentes del Gobierno porteño.

LEÉ TAMBIÉN // El Gobierno analiza un fuerte cierre desde el fin de semana

Para tomar esa decisión esperarán la evolución de los casos de los próximos tres días, antes de que finalice el DNU presidencial que estableció restricciones hasta el 21 de mayo. “Si hace falta cerrar todo porque la situación sanitaria es grave, también cerraremos las escuelas. Pero iremos viendo estos días si tomamos esa decisión. Porque en el caso de la educación probablemente sea nuestra última medida”, explican en la Ciudad. En principio, de aplicarse, la medida tendría una duración de dos a tres semanas.

COMENTARIOS