Senado
NACIONALES

El oficialismo se encamina a aprobar el proyecto de reforma judicial en el Senado

El Frente de Todos asegura que la iniciativa fortalecerá a la justicia federal, mientras que la oposición sostiene que busca impunidad.

El oficialismo se encaminaba esta noche a aprobar el proyecto de reforma judicial y girarlo a la Cámara de Diputados tras un extenso debate en el que destacó que la iniciativa "fortalecerá" a la justicia federal en todo el país, mientras la oposición insistió en que se busca "impunidad" y cuestionó la creación de nuevos cargos.

La presidenta del Senado, Cristina Kirchner, abrió la sesión a las 14:36, mientras se desarrollaba una protesta contra la reforma en la periferia del Congreso, y con más de 40 senadores anotados para hablar sobre el proyecto que apunta principalmente a la ampliación del fuero federal, la votación se preveía para la madrugada.

Con la aprobación del proyecto garantizada por su mayoría de 41 votos, el Frente de Todos destacó que la iniciativa permitirá el "fortalecimiento de la Justicia Federal" en la ciudad de Buenos Aires y especialmente en las provincias, y afirmó que apunta a "la necesidad de recuperar la independencia de los jueces".

Por su parte, Juntos por el Cambio remarcó que el proyecto apunta a "lograr un sesgo de impunidad" y puso un manto de dudas sobre la creación de nuevos cargos para la justicia federal de las provincias, al acusar al oficialismo de usar eso para "negociar" los votos que le faltan en Diputados.

La oficialista María de los Sacnun destacó que se hicieron "modificaciones" al proyecto para "mejorarlo", y agregó: "Hemos visto una oposición cerrada que no pretendió generar ningún mejoramiento o cambio del proyecto, que no estaba cerrado".

Tras criticar el funcionamiento de la Justicia durante la gestión anterior, Sacnun señaló que el proyecto permitirá "desconcentrar el poder de Comodoro Py, porque cuanta mayor concentración más arbitrariedad", al referirse a la unificación de juzgados para crear el fuero Federal Penal con asiento en la ciudad de Buenos Aires.

"Pretendieron instalar que mediante esta reorganización de la justicia federal se pretendía buscar impunidad respecto de causas que ya están siendo investigadas, pero el artículo 14 establece que ninguna causa va a ser sacada a los jueces naturales, todas seguirán siendo instruidas por los mismos jueces", subrayó la santafesina.

Por su parte, la cordobesa Laura Rodríguez Machado (Juntos por el Cambio) sostuvo que "no es un cambio para acercar la justicia a la gente en cosas del día a día" sino para modificar "la Justicia Federal Penal que atiende a los poderosos, a los que cometen delitos de corrupción".

"Este proyecto es simplemente un engranaje más en un plan estratégico para lograr un sesgo de impunidad", agregó la cordobesa, al tiempo que sostuvo que "han estado negociando cargos" en la nueva estructura judicial "con algunos de los que se espera que voten a favor en la Cámara de Diputados".

El pampeano Daniel Lovera (Frente de Todos) remarcó, en sintonía con varios de sus colegas, la importancia de la ampliación en la estructura de la justicia federal con asiento en las provincias, que tiene problemas operativos.

"Se ha hablado mucho sobre la oportunidad y conveniencia de este proyecto y quiero decir desde la provincia de Santa Fe que es oportuno y conveniente", indicó en ese sentido Roberto Mirabella (Frente de Todos), al tiempo que habló de la importancia de la justicia federal para enfrentar el narcotráfico.

En tanto, Esteban Bullrich (Juntos por el Cambio) sostuvo que se trata de "una reforma pergeñada en los sótanos de la democracia" y agregó: "Queremos una reforma, sí, transparente, debatida y consensuada, no un engendro oscuro".

"Esta no es la reforma que necesita la gente", sostuvo el riojano Julio Martínez (Juntos por el Cambio), mientras que su compañero de bloque mendocino Julio Cobos criticó el sistema de subrogancias del proyecto por entender que generará "jueces interinos, sin estabilidad, van a estar más condicionados".

COMENTARIOS