El gran maestro juninense Diego Flores (tercero, a la izquierda) anota una jugada, durante el match que empató ayer ante el georgiano Davit Maghalashvili.
El gran maestro juninense Diego Flores (tercero, a la izquierda) anota una jugada, durante el match que empató ayer ante el georgiano Davit Maghalashvili.
EN LA 43ª OLIMPÍADA DE AJEDREZ QUE SE JUEGA EN BATUMI

Tablas de Diego Flores ante Davit Maghalashvili

El juninense empató en la mesa 2 ante el fuerte tablero de Georgia 2, en match que los argentinos igualaron con el team europeo anfitrión.

El gran maestro juninense Diego Flores (ELO de 2621) hizo tablas por la décima y anteúltima ronda de partidas de la 43ª Olimpíada Mundial de Ajedrez que se disputa en Batumi (Georgia), empatando ante el tablero local Davit Maghalashvili (ELO de 2508), en la segunda mesa del match que igualaron 2 a 2 los argentinos y los europeos anfitriones.
Ganó Fernando Peralta en el tablero 3, ante Tornike Sanikidze, empató también Federico Pérez Ponza, ante el georgiano Giga Quparadze y perdió en la mesa 1 Sandro Mareco, ante Boros Paichadze.
Con las tablas de la víspera, el destacado trebejista de Junín (Flores) ha logrado 7,5 puntos en nueve partidas que disputó hasta el momento (no jugó en la primera ronda) y aspira a lograr una medalla olímpica, que podría cosechar si hoy vence -por la última fecha a Paulius Pultinevicius, de Lituania, equipo preclasificado 50º en esta Olimpíada.
Con el fixture, Argentina no se puede quejar. Hace dos años, en la Olimpiada de Bakú, los rivales duros se encontraban seguido con nuestro camino. En 2018 la realidad fue otra, no obstante, cuando se midieron con potencias, los resultados siguieron estando en negro. Se perdió con Inglaterra y con Ucrania. Y con esa realidad, de resultados y rendimientos desparejos, el empate de ayer ante el equipo 2 de Georgia puede verse positivo si se mide que de ganar, Argentina hubiese jugada contra otra potencia, en tanto, al empatar, en la última ronda se puede sumar doble. La cuenta es ganar un punto para poder ganar tres con un triunfo en el cierre.
Parece conformista, parece negativo, pero los resultados finales venían sonriendo, luego de la desazón ante Inglaterra, vinieron en cadena las victorias a Paraguay y Chile, pero desde la 5° ronda, contra Egipto, que los resultados y dudas individuales comenzaron a acechar.
Se avanzaba, con resultados de equipo, pero se dudó mucho, se pasaba pasajes de estar ganado, a empatar, de empatar a perder, de milagros y pesares. Y las potencias, en esos vaivenes, no te perdonan.
Ahora, viene Lituania, en los papeles, rival que la Argentina fuerte debería derrotar. Pero solo los jugadores saben con el temple que saldrán a enfrentar la última jornada. El equipo está 26° en las posiciones, de ganar podrá lograr el objetivo de meterse entre los 20° dependiendo de los sistemas de desempate.
Luego vendrá la evaluación, las decisiones tomadas, la conformación del equipo, las actitudes, las funciones de cada uno, la mente de cada uno y el juego de cada integrante. Argentina Open tiene a los mejores cinco jugadores del país formando su Selección, entre ellos Diego Flores.
Un elenco nacional que se brindó, un equipo que también dejó dudas pero que aspira a llegar alto, con Diego Flores luchando por una medalla que los argentinos hace mucho no pelean. Habrá que tomar las experiencias, no dejarlas en el olvido. Argentina tiene y debe seguir creciendo. Esa es la apuesta mayor.
En el Femenino, ayer se perdió un nuevo match, esta vez ante Mongolia por 3,5 a 0,5. Hizo tablas de Carolina Luján y perdieron Claudia Amura, Ayelén Martínez y Florencia Fernández.
La buena actuación de la primera parte del torneo se fue desvaneciendo, ahora el equipo se ubica 42° y de ganar podrá llegar a finalizar cerca de su preclasificación (30°).
En la última ronda enfrentará a Luxemburgo (preclasificado 50°) ya sin Ayelén Martínez, titular indiscutida en las primeras partidas y que deja el equipo luego de cuatro derrotas seguidas.
La Argentina irá con todo a la última jornada. El objetivo es sumar y terminar lo más arriba posible para el Femenino. Para recuperarse de la derrota de la víspera, mientras que para el Open masculino es la posibilidad luego del punto de ayer ganar tres al final de la Olimpiada.
Además de Flores-Pultinevicius, van a jugar Sandro Mareco-Sarunas Sulskis (tablero 1); Fernando Peralta frente a Tomás Laurusas (en el 3) y Alan Pichot-Titas Stremavicius en la mesa 4.

Lo anterior de Diego y última gran actuación
Recordemos que el juninense Diego Flores (ELO de 2621), venía de vencer por la octava ronda al paraguayo Guillermo Velázquez (2468), y anteayer al chileno Cristóbal Henríquez Villagra, mientras que anteriormente había perdido frente a un gran maestro de Inglaterra.
En su debut, en la segunda fecha (tras descansar en el debut del seleccionado nacional, ganador ese día 4 a 0, ante Zimbabwe), venció al mexicano Julián Antonio Rojas; luego superó con piezas blancas a Dalibor Stojanovic (2492), en la segunda mesa del duelo frente a Bosnia & Herzegovina, y en la cuarta fecha, "The Machine" logró un resonante y épico triunfo frente al súper gran maestro de Ucrania, Pavel Eljanov (41° en el ranking mundial, con ELO de 2703).
Hizo posteriormente tablas ante el egipcio Bassem Amín, completando hasta el momento una gran faena en el certamen internacional de ajedrez.
En cuanto a la última gran actuación de la Argentina en el Open Masculino fue en el 2014, en la Olimpíada de Tromso en Noruega. Los tableros de nuestro país se ubicaron en el puesto 18°, estando preclasificada 35° con Fernando Peralta de primer tablero; Sandro Mareco de 2°, Rubén Felgaer 3°, Diego Flores 4° y Federico Pérez Ponsa de 5°.
Finalizó con 15 puntos de match, cuando antes del comienzo de la última ronda figuraba en el puesto 26° con 13 puntos y gracias a la victoria por 3 a 1 a Qatar se alcanzó la posición 18ª.
En esta Olimpiada se llega hoy a la última ronda con 13 unidades y mejor sistema de desempate que en el 2014, ubicándose actualmente en la posición 25ª.
En el 2014, en la última ronda, China se enfrentó con Polonia y le ganó 3 a 1. En esta Olimpiada, China se midió ayer con Polonia y también los derrotó 3 a 1, destacándose que los chinos salieron campeones en 2014, y en esta edición definen en la fecha ante otro fuerte equipo, el de los Estados Unidos.

COMENTARIOS