None
“B” METROPOLITANA

Sarmiento recuperó el paso victorioso, derrotó a Italiano y se acercó al título

El “Verde” superó al “Azurro” 2-0, con goles de Martín Andrizzi y de Ramón Abila, a los 46 minutos de cada etapa, respectivamente. El equipo de Sergio Lippi puede ser campeón el próximo fin de semana, si gana y no lo hace Colegiales.

No jugó bien, por momentos sufrió ante un rival que está peleando por no descender pero sacó chapa de campeón el Sarmiento que dirige Sergio Lippi y con el triunfo logrado ayer en el estadio “Eva Perón” ante Sportivo Italiano, 2 a 0, abrió las puertas de par en par al sueño de ser campeón y de volver a la categoría que debe estar: La primera “B” Nacional.
Como un noqueador, el “Verde” pegó en los momentos justos y con los goles anotados en tiempo adicional de cada etapa por Martín Andrizzi (a los 46´ de la etapa de ida) y por Ramón Abila a los 46’ del complemento, empezó a ahuyentar los fantasmas que habían reaparecido por Junín luego de cuatro partidos sin poder ganar en su cancha (cuatro empates consecutivos) y de la derrota del pasado fin de semana ante San Telmo.
A pesar que el viernes había ganado sobre la hora Colegiales, el empate de ayer conseguido por Estudiantes de Buenos Aires (previo a su partido ante Italiano), le permitió a Sarmiento salir confiado ante los “Azurros” que dirige el “Beto” Pascutti, sabedores los orientados por Sergio Lippi que los tres puntos en juego, eran fundamentales para seguir apuntalando el gran objetivo: ser campeones.
Y sin brillar, los capitaneados por Roberto Tucker (figura consular otra vez ayer, lo mejor junto a Yamil Garnier), pudieron quebrar, no sin sufrimiento, a un rival que lucha por evitar la Promoción y solo aspira a quedarse un año más en la “B” Metropolitana.
Sarmiento arrancó inseguro, nervioso, mientras que la visita hizo un planteo táctico inicial bastante simple pero rendidor, aunque sin potencia ofensiva.
Pablo Mansilla, volcado a la izquierda, complicó en esos primeros minutos a Juan Manuel Azil, mientras que Gustavo Britos fue el conductor de su equipo, buscando con permanentes cambios de frente inquietar a la zaga local, que estuvo segura, liderada por Tucker.
Sarmiento intentó no perder nunca la calma y de a poco, se fue acomodando en el terreno de juego, con un Yamil Garnier que iba y venía como un pistón por la derecha, mientras que por izquierda, Martín Andrizzi ponía tranquilidad y buen manejo, tomando la posta creativa porque Luis “Popi” Quiroga sintió la falta de fútbol (volvía de una lesión) y aportó poco, siendo reemplazado en el complemento.
Promediando la etapa de ida, comenzó a subir algo más Lucas Márquez por izquierda y así Sarmiento equiparó el trámite, entre dos equipos que carecieron de ideas en ataque.
Un derechazo de Luciano Lo Bianco en posición de “8” que se fue desviado (en 13’), un shot de González que fue débil y a las manos de Anconettani a los 22’ y tras cartón otro tiro sin mucha potencia de Andrizzi que atajó el arquero huésped, fueron las aproximaciones del “Verde”.
Por el lado de Italiano, lo más peligroso fueron un cabezazo de Gómez desviado, tras centro de Britos, y un remate violento de zurda de Verón, que cruzó todo el arco (tras dejar en el camino a González), y se fue afuera por el segundo palo.
El primer tiempo se iba y casi abre el score Lo Bianco a los 42’, pero no llegó a conectar un centro que llegó al punto del penal.
Meineri adicionó un minuto y en ese lapso,llegó el primer gran grito de la tarde. Garnier subió una vez más por derecha, mandó centro pasado al segundo palo y allí llegó Martín Andrizzi, para saltar más alto que Emiliano Ronconi y mandar, de cabeza, el balón al fondo de las mallas. “Click, caja” para el “Verde”, que se fue al descanso ganando 1 a 0.

El complemento

Cuando reanudaron, todo siguió siendo de la misma tesitura, con un Italiano que quería pero no podía y un Sarmiento que esperaba bien parado en el fondo y soñaba con dar el golpe final en una réplica.
Apenas empezado el complemento, Cristian Rami le ganó por única vez en la tarde a Tucker pero remató desviado a unos 12 metros de la valla, cuando Flores achicaba.
Iban 8’ cuando Andrizzi mandó preciso centro que Garnier cabeceó al primer palo, atajando Anconetani, mientras que tres más tarde, casi se paralizan los corazones de Sarmiento, cuando Verón ganó en velocidad por el centro de la zaga y tocó al gol ante el achique de Flores, pero el oportuno cierre de Juan Manuel Azil, a tres metros de la valla, le permitió al “Bicha” rechazar y salvar a su valla de una segura caída.
Esa acción “despertó” a Sarmiento, equipo que tuvo aire con los ingresos de Ailiapán (por Quiroga) y de Abila (por Lo Bianco) y que casi no sufrió sofocones de allí al final,ante un rival débil en ofensiva.
Los ingresados, uno en cada ocasión, bien pudieron aumentar el score a los 24’ y 34’ pero fallaron en la puntada final, aunque “Wanchope” Abila tuvo su gran revancha a los 46’ y definiendo con poca claridad pero mucha garra un pelotazo que llegó al área rival, desató el gran festejo en el estadio sarmientista, para que todos se fueran festejando y soñando con un regreso a la “B” Nacional que está cada vez más cerca, a la vuelta de la esquina.

COMENTARIOS