BÁSQUET

El día que Los Indios perdió la categoría en Junín, más allá de ir a un quinto partido

Jugó la Liga Nacional “B” edición 1997-98. Le tocó la permanencia, contra Náutico Hacoaj. Tras haber ganado en Capital, perdió el cuarto punto en Junín y comenzó a despedirse.

Los Indios accedió a jugar la Liga Nacional “B” en la temporada 1997-98 por derecho propio. Venía de una gran campaña anterior en el Provincial de Clubes de Básquetbol y le pegó derecho.
Al equipo de la temporada pasada le hizo un enroque. Daniel Aréjula no siguió jugando y sumó a Aldo Yódice que llegó para darle potencia en los recobres.
La trama secreta fue que Aréjula tenía pensado ir con tiempo a hacer una pretemporada a Buenos Aires para ponerse bien físicamente. Entonces le dijo al presidente (el recordado Cuqui Mársico) que le confirmara si iban a jugar y este le dijo que no. Resultó que, un mes antes del inicio, Los Indios decidió jugar y para Aréjula ya era tarde. Tal vez la historia hubiese sido otra con el “Mago” en la cancha.
Pero volviendo al equipo, continuaron los hermanos Carabajal, Mauro Puertas, Ricardo Lorio, Daniel Lares, Nicolás Biurrun, Esteban Terzoli, Daniel Pontelli, Gabriel Paolín, Juan Berestein, Christian Mosca. Un plantel modesto, pero competitivo al fin.

El torneo
No le fue bien a Los Indios en la fase regular. En total jugó 13 partidos, de los cuales obtuvo solamente cuatro victorias, entre ellas el clásico ante Ciclista Juninense en el desquite jugado en el estadio Tomás Corrado.
De cajón fue a jugar la “B2”, conjuntamente con Vélez Sarsfield, Banco Nación y San Miguel.
Le ganó a Banco Nación, ida y vuelta, y a San Miguel en Junín. Perdió los dos juegos contra Vélez Sarsfield y el desquite en San Miguel.
Le tocó jugar por la permanencia ante San Miguel. Perdió los dos juegos como visitante y ganó el tercero en Junín. Sin embargo, en el cuarto punto, cayó 71 a 70 el 29 de marzo de 1998 y le quedó solamente una chance más.
Y esa chance fue contra Náutico Hacoaj.
La serie se inició en Capital Federal y en una noche tremenda de Mauro Puertas (22 goles y 14 rebotes) el Canario le quebró la localía 88 a 81. El Chivo parecía estar en el lazo.
Luego, día por medio, perdió el segundo 94 a 85 (25 de Esteban Camisassa y 24 de Alejandro Fortes) y la serie se trasladó a Junín.
El tercer punto se disputó el 10 de abril y lo ganó Los Indios 77-69. Cuando pareció que estaba todo resuelto, el 12 de abril de pronto el día se hizo noche. En un partido “Chivo” no hubo localía que valga y Náutico Hacoaj recuperó la definición con un 72 a 70 (20 de Esteban Camisassa) y se llevó todo a Capital Federal.
La suerte de Los Indios estaba echada. Ni con escafandra, arco, vincha y flecha le iba a sacar la permanencia al equipo de la colectividad.
El 17 de abril Alejandro Fortes le metió 40 puntos para un contundente 90 a 81 (48-38 en el primer tiempo) que selló definitivamente la suerte del quinteto juninense.

COMENTARIOS