None
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Según Mario Meoni, “el traslado de la Terminal es polémico porque hay mala fe”

El intendente de Junín defendió la iniciativa y adelantó que en los próximos días se publicará el llamado a licitación. Por otra parte, condicionó su candidatura en 2013 a que “haya alguna razón política nacional que valga la pena”.

El intendente de Junín, Mario Meoni, repasó –en una entrevista exclusiva con DEMOCRACIA- el primer año de su nuevo mandato al frente del Municipio y defendió el proyecto para trasladar la terminal de ómnibus del centro de la ciudad, al sostener que si “es polémico, es porque hay mala fe de algunas personas”.
En el plano más político, y de cara a las elecciones legislativas del año que viene, el jefe comunal condicionó una eventual candidatura a que “haya alguna razón política nacional que valga la pena”, aunque aclaró que quiere seguir siendo intendente hasta 2015.

-¿Qué balance hace de este año de gestión?
-Lo positivo es que pudimos cumplir un año que ha sido muy crítico para el Estado en general, particularmente para los municipios bonaerenses, y más aún para los que son de partidos políticos opositores al Gobierno nacional, porque eso significó que no hubiera un solo recurso extraordinario. No hemos podido hacer todas las obras proyectadas, entre ellas el puente bajo nivel, porque los recursos de la Provincia no llegaron.

-¿Cómo analiza la realidad económica del país?
-El mayor problema que tenemos hoy no es la falta de empleo, sino el deterioro del salario. Hay pérdida del valor adquisitivo, la Asignación Universal por Hijo (AUH) no alcanza como antes, y eso impacta en los sectores de más bajos recursos.

-¿Por qué no hay un plan de viviendas municipal?
-Estamos trabajando en dos aspectos, porque evidentemente desde la Nación no esperamos demasiado. De hecho la Nación no tiene hoy programas de vivienda. Los programas de vivienda son los Planes Federales II, que están paralizados. Primero, apuntamos a los sectores de menores recursos, para los cuales estamos parcelando tierras municipales. Les vamos a vender esos terrenos a costos que puedan pagar. Y nuestro secretario de Obras Públicas está trabajando en un programa de autoconstrucción, porque queremos también que tenga dignidad la vivienda. No queremos cuatro chapas y que cuando llueva se nos muera de frío la gente. Entonces estamos trabajando en la idea de la autoconstrucción, para que también la gente tenga una idea de que no es un regalo.

-¿Cuántos lotes serían?
-Estamos hablando de 200 familias, aproximadamente. Paralelamente estamos reemplazando en algunos lugares puntuales viviendas que son muy precarias por un módulo premoldeado, pero estamos hablando de un universo de 20 ó 30 familias.

-¿Y para la clase media?
-El año pasado modificamos el estatuto de Grupo Servicios Junín, lo cual nos permite empezar a comercializar tierras. En estos días se ha cerrado la primera operación inmobiliaria, con lo cual estamos adquiriendo terrenos. La idea es el año que viene empezar a hacer el parcelamiento y empezar a vender. Estamos hablando de 90 ó 100 lotes en la primera etapa. En función de cómo vayan recirculando los recursos, podremos ir comprando más. La intención es que sea permanente.

-¿Cree que se va a realizar el Puente Bajo Nivel?
-Espero que sí. No dejo de torturarlo al Gobernador. Tengo un pedido de audiencia con él. Si se rescindiera ese contrato, le generaría más inconvenientes a la Provincia que hacerlo. Así que la verdad es que creemos que se va a hacer.

-Usted era contrario a cambiar a los comisarios porque –sostenía- no se resolvía la inseguridad. ¿Por qué cambió de opinión?
-Creo que sigue sin resolverse la inseguridad. Lo que sí creo es que todos los hombres cumplimos etapas. Yo a la Policía le exijo resultados, no nombres. A mí no me parece bueno cuando se saca a un comisario de Junín y eso pareciera que solucionara todo. El comisario que viene de Azul tarda varios meses en conocer la ciudad. Este caso fue distinto, porque los cambios han sido con gente de las propias comisarías.

-¿La seguridad es sólo responsabilidad de la Policía?
-No, hay un problema social, que hace que frente al delito miremos para otro lado; eso incluye también, lamentablemente, a los policías que están en la calle, ya que muchas veces, frente a situaciones confusas o raras, el patrullero pasa de largo, y eso genera después la bronca de la gente. Después hay muchos actores, los vecinos, nosotros con las cámaras de seguridad, la Justicia, donde hay jueces y fiscales que trabajan bien, otros más o menos, pero somos responsables todos. Hay casos de personas que han sido detenidas seis o siete veces en el año, con cosas robadas, y que han sido excarceladas. De todas maneras, creo que en los últimos 40 días ha habido un cambio de actitud en algunos, se han hecho múltiples allanamientos y en ese sentido se ha trabajado bien.

-El traslado de la Terminal ha generado polémica…

-Generó polémica porque hay mala fe de alguna gente. La decisión de trasladar la Terminal del centro de Junín tiene 20 años, es un problema de larga data. Cuando era concejal se hizo la primera compra de un terreno para hacer la Terminal, porque en el centro era una incomodidad. En ese momento había en Junín 20 mil autos y 4.500 motos. Hoy tenemos 45 mil autos y 40 mil motos. Y siguen entrando los micros hasta el pleno centro de la ciudad. Está abierta la licitación. En pocos días vamos a estar publicándola. Se pueden presentar todos los que quieran.

-¿Edelweiss tiene el dinero para construir la nueva terminal?
-Edelweiss es una empresa que organiza. No hay una sola empresa en el país que pueda decir ‘pongo toda la plata’. Edelweiss tiene la iniciativa privada y la ventaja de que le tengan que pagar el resarcimiento del proyecto si gana otro.

-¿De cuánto es el resarcimiento?
-Es de 500 mil dólares, lo cual, en un marco de una obra de 25 ó 30 millones de pesos -teniendo en cuenta lo que dicen algunos que se va a ganar-, no es nada.
-¿Cómo explica que el Consejo Asesor haya votado en contra del proyecto?
-Creo que hay intereses dentro del Consejo Asesor, son arquitectos que tienen intereses particulares, vinculados con sus negocios. En Junín hay un montón de situaciones y de excepciones desde hace muchísimos años. El caso más claro es el edificio Sigma, cuando se modificaron todos los parámetros constructivos a cambio de un esqueleto de hormigón, por el que hubo que pagar 250 mil dólares a la empresa. En aquel caso, el Municipio pagó por un esqueleto de hormigón. Y se avanzó y se hizo, y hoy es la sede de la Universidad. Nosotros en este caso no vamos a poner un solo peso, nos vamos a quedar con toda una serie de obras de mucho valor. Y estamos hablando de inmuebles ubicados a una cuadra uno de otro. La diferencia es que el otro tendría dos mil metros cuadrados y este tiene ocho mil, es cuatro veces más grande.

-Una de las preocupaciones es por el colapso en los servicios…
-No toman todos juntos agua, no colapsan los baños a la misma hora. Y si tienen dificultades, van a tener la misma dificultad que tienen hoy. Si llegamos a tener un período de sequía con 50 grados, como nos pasó el año pasado, bueno, no van a tener agua ni los del nuevo edificio, ni los de enfrente.

-¿Hay fecha para el llamado a licitación?
-Espero que la semana que viene esté publicado. Estamos esperando la tasación final del Banco Provincia.

-Se percibe que hay menos controles de tránsito.

-No, no es así, están trabajando en distintos barrios. Además algunos están haciendo otras tareas, como ordenar la circulación en la zona del paso a nivel, donde se están haciendo arreglos.

-Pero no hay operativos tan agresivos como al comienzo…
-Creo que los inspectores han entendido que tiene que haber equilibrio, discernimiento. Bienvenido el cambio, yo lo estoy viendo como bueno, no como algo negativo. Creo que nadie tiene que cometer ninguna infracción, pero hay algunas que tienen impacto sobre otros muy graves.

-¿Analiza ser candidato el año que viene?
-No he pensado ni en serlo ni en no serlo. Sinceramente, creo que es muy confuso aún el panorama político para el año que viene. Particularmente mi partido se ha mantenido en una situación de letargo, de decadencia. Eso creo que nos quita competitividad y la posibilidad de ser una alternativa. Yo deseo profundamente seguir siendo intendente de Junín, excepto que haya alguna razón política nacional que valga la pena. Damos una expectativa distinta a la sociedad hacia el 2015, empezamos a construir una alternativa al Gobierno y que le dé a la gente la tranquilidad de que va a haber un cambio y que uno puede ser parte de ese cambio. Si no hay una cosa así… muy importante, prefiero seguir siendo intendente. No tengo la aspiraciones de ser diputado nacional para tener la chapita, ni agregar un cargo más al currículum. Quiero terminar siendo intendente en 2015.

COMENTARIOS