Al estar rodeados de campos productivos, resulta sumamente difícil el crecimiento habitacional de los pueblos de la Región.
Al estar rodeados de campos productivos, resulta sumamente difícil el crecimiento habitacional de los pueblos de la Región.
ACCESO A LA VIVIENDA

Por falta de terrenos, crece la crisis habitacional en los pueblos de la Región

Limitados por el ferrocarril o campos productivos privados, muchas localidades no cuentan con solares aptos para construir nuevos barrios. Así, son muchos los que buscan distintas opciones para paliar la gran demanda de viviendas que crece día a día.

Luego de la pandemia, los pueblos del interior han recobrado su espíritu y hoy son muchas familias las que eligen asentarse en estas pequeñas localidades rurales, generalmente alejadas de las grandes ciudades, donde se ofrece un estilo de vida más tranquilo y cercano a la naturaleza. Así, sumado a eso, el regreso de jóvenes profesionales que hoy trabajan de manera remota, la independencia temprana de los adolescentes y la formación de nuevas parejas acrecentó un dilema muy recurrente en estos lugares: la falta de viviendas.

Ante ese panorama, en muchos pueblos se volvió difícil encontrar casas para alquilar o comprar. Pero tampoco se cuenta con terrenos aptos para construir. De esta, manera se dificulta conseguir un lugar para edificar dentro del casco urbano y que, además, cuente con los servicios básicos como luz, agua, gas y cloacas.

En gran medida, la razón se debe a las dificultades de los pueblos para acrecentar el casco urbano, al estar rodeados de campos productivos que no están parcelados para lotes de viviendas o por terrenos usados por el ferrocarril. 

Consultado por Democracia, César Lucci, delegado de O´Higgins, partido de Chacabuco, explicó que “en el caso de nuestra localidad, tenemos 41 manzanas y estamos rodeados de campo y del ferrocarril. Es decir, para que el Municipio pueda acceder a un plan de viviendas primero debe conseguir el terreno, es decir, negociar con el dueño de las tierras”, y agregó “en ese sentido venimos trabajando bastante para poder construir la manzana 42 que hoy es propiedad de la familia Vásquez. Lo que sucede es que dado el contexto económico que se vive no hemos logrado avanzar, pero lo tenemos en carpeta como prioridad”. 

En el mismo aspecto, Lucci remarcó que “no sólo tenés que tener la tierra, sino también es esencial contar con los servicios básicos, como la luz, el agua y el gas. Es decir, tampoco puede ser cualquier terreno porque después, llevar los servicios hasta esa zona es otro costo altísimo”.

Además, el delegado recordó que “en un momento dado, se realizó un relevamiento de terrenos particulares para poder escriturarlos a nombre del municipio, pero en el camino fueron apareciendo los familiares que tienen a cargo la sucesión y no se pudo avanzar”. 

En el mismo sentido, puntualizó que “la demanda de viviendas siempre está porque los vecinos necesitan un lugar para vivir. Además, tampoco contamos con muchas casas para alquilar, y a veces se complica”.  

En concordancia con O´Higgins, Martín Singh, delegado de Baigorrita, partido de General Viamonte, reconoció que “estamos con la misma problemática de todo el país por la falta de viviendas, pero el municipio ya está trabajando en gestionarlas. El tema es que antes tenemos que gestionar terrenos porque si bien hay algunos para comprar, muchos tienen problemas de papeles”-

Asimismo, mencionó que “Baigorrita cuenta con 70 manzanas rodeadas de campo. Y bueno, hay gente que está dispuesta a vender parte de sus tierras, pero no en la totalidad. El tema también es que después eso conlleva a hacer subdivisión de terrenos, a abrir calles y a llevar servicios. Y ese es otro problema económico”. 

Así, Singh explicó que las últimas viviendas municipales se construyeron hace ya varios años, entre el 2007 y 2009 y que, si bien por momentos hay manifestaciones constantes sobre esta problemática, hoy la localidad la suple con construcciones privadas y muchas casas para alquilar. 

El caso de Pasteur

En el caso de la localidad partido de Lincoln, en el año 2021 se lotearon 70 terrenos ubicados en el acceso destinados a la construcción de viviendas. En ese sentido, su delegado, Raúl Azcurra contó que “hoy por hoy ya hay 40 personas aproximadamente que están tratando de edificar y otros fueron marcando en los terrenos que fueron sorteados por el municipio. La idea era entregarlos a un costo bajo y que ellos construyan de manera privada”, y agregó “esas personas tienen un tiempo estipulado para construir. Ese compromiso fue asumido, sino se verá porque quedaron varios suplentes interesados”. 

En ese aspecto, contó que días atrás se instalaron juegos en un espacio verde del nuevo barrio para empezar a urbanizar la zona. “Por ahora esos terrenos cuentan con luz, la Cooperativa hizo un gran trabajo ahí y el Municipio aportó gran parte de lo que se ha puesto. Luego, se irán sumando los demás servicios”. 

Por último, Azcurra sostuvo que “la necesidad de viviendas existe como en todos lados, pero la realidad es que, dentro del pueblo, no hay terrenos municipales. Si bien se estuvo hablando con algún particular para adquirir terrenos puntuales, aún no se logró avanzar”, y concluyó “el pueblo fue creciendo en los últimos años y la municipalidad se está tratando de ayudar en todos los aspectos”. 

Viviendas para los pueblos de Leandro N. Alem

Por su parte, el intendente de Leandro N. Alem, Carlos Ferraris, le confirmó a Democracia que además de las 127 viviendas que se están terminando en Vedia, ya se han gestionado 75 más que serán distribuidas en los pueblos del Distrito. 

“La parte de habitacional siempre es un desafío más allá de la cantidad de casas que estamos llevando a cabo. Creo que nunca hay que detenerse y hay que seguir sumando porque hoy es muy complejo para la gente poder acceder a un lote o poder construir sus viviendas”, resaltó Ferraris y agregó “ahí el rol del Estado y de los gobernamos es muy importante. Las viviendas que estamos construyendo están valuadas entre 15 y 16 millones de pesos, algo muy difícil de pagar para la gente hoy”. 

Por último, aseguró que “seguimos trabajando y pensando en gestionar tierras, porque siempre el limitante es tener terrenos para poder hacer loteos y luego construir”, y concluyó:

“Tenemos muchas negociaciones con instituciones y con privados, pero eso lleva su tiempo. Hay que conseguir financiamiento”.

COMENTARIOS
Peña Día de la Mujer