El espigón del Parque Natural,  un emblema sobre el agua.
El espigón del Parque Natural, un emblema sobre el agua.
PARQUE NATURAL “LAGUNA DE GÓMEZ”

Emprendedores comerciales apuestan al balneario de Junín como centro turístico

A la espera de una temporada de verano más productiva que las anteriores, los dueños de La Loma, Malabar y El Mortero, que tienen concesiones en el lugar, cuenta cómo se preparan para recibir a los visitantes en la Laguna.

Muy pronto será inaugurada la Temporada de Verano del Parque Natural “Laguna de Gómez”, con una fuerte apuesta por parte de comerciantes locales, en un marco natural de gran atractivo regional como es el balneario juninense.
Si bien desde el Municipio no lo han confirmado aún, se espera que la primera semana de diciembre empiece la temporada, con actividades y propuestas por parte de la gestión del reelecto intendente Pablo Petrecca.
En diálogo con Democracia, comerciantes que tienen sus locales en el balneario se preparan para ofrecer su propuesta comercial a los visitantes, ya pasados los meses de invierno.

La Loma
En tal sentido, Mariano Sampaoli, dueño de La Loma, un parador playero ubicado en el Camino Costero de la Laguna de Gómez, manifestó que desde hace once años está a cargo de este lugar, “en medio de un paraje ideal para descansar y tomar algo, solo, con amigos o en familia”.
“El parador es un ‘chiringuito’ como se le llama en otros países, como en España, como para referir a una caseta o kiosco donde se sirven bebidas y comidas”, explicó el entrevistado. Y comentó que “al ser un parador playero, es decir, de la barra para fuera, no hay lugar adentro, si se larga a llover no tengo dónde meter personas, entonces dependemos muchísimo del clima”.
Sampaoli reconoce que, por ser un lugar con poco movimiento en invierno, a veces trae también sus problemas. “Al ser un lugar tan ‘tranquilo’ – manifiesta-, a veces me roban hasta las macetas con cactus. Si hago bancos de pallets, al otro día están al lado del agua o se los llevan”. Pero, más allá de estos inconvenientes, el dueño del lugar espera poder continuar con La Loma varios años más. “Tengo una concesión que vence en el 2023”, acotó.

“Por otro lado, hace diez años que organizamos música en vivo, vienen bandas de toda la zona, Buenos Aires, Santa Fe, más o menos tocan unas 25 bandas por verano. Este fin de semana largo vienen tres bandas: dos de la zona de San Martín (Buenos Aires) y una de Bragado, van a estar tocando domingo (por hoy) y lunes aprovechando que es feriado”, apuntó.
Sampaoli dijo que las temporadas anteriores “fueron realmente malas, en cuanto a los costos y la baja rentabilidad”. Recordó que empezó con La Loma en enero de 2008, hace once años, y que para este 2019-2020 tiene muchas esperanzas y expectativas para continuar llevando adelante ese lugar.
“Hemos pasado de todo, empezamos en el 2008 y en el 2009 se secó la Laguna. Hacía 40 años que no se secaba la Laguna, pero del 2008 a esta parte ya se secó dos veces. Yo soy un enamorado de la Laguna, y ahora está linda, más con estas lluvias, que haya espuma a los costados del agua es algo bueno. Esperemos que se mantenga”, concluyó.

Malabar
Otros empresarios que apuestan a la Laguna son Federico y Octavio Villafañe, dueños de Malabar costero. Según lo explicado por los hermanos Villafañe, el formato de Malabar costero nació de la idea de hacer una cervecería, pero reconociendo la esencia del lugar.
“Llevar el Malabar del centro a la Laguna, pero que tenga un poco más que ver con la playa, la costa y los deportes acuáticos, es decir, poder jugar con el espacio, para que toquen bandas, promover la cultura local, organizar encuentros de DJs, toda una oferta para Junín y la zona, donde se pueda pasar un fin de semana diferente con una propuesta gastronómica de calidad”, explicó Federico.
“Tenemos una carta gastronómica muy similar a Malabar del centro, pero en el costero tiene el estilo de parador. Inauguramos el 19 de enero del verano pasado y esperamos que esta temporada 2019-2020 sea mejor”, dijo.
Entre los logros, que son positivos para el balneario, Villafañe mencionó el asfaltado del camino a la Laguna. “Era algo que veníamos necesitando como juninenses para promover el turismo regional. Creemos que al mejorar el camino de acceso a la Laguna se proyecta un acompañamiento para mostrar los lugares más lindos de Junín”, manifestaron los entrevistados.

“Nuestras expectativas es que este sea un verano concurrido, que se pueda trabajar mucho, que podamos ofrecer una alternativa a lo que venía habiendo en la Laguna, hacer una experiencia de relajación informal, bien como es una cervecería, hacer encuentros cerveceros, charlas sobre cerveza, presentaciones”, apuntaron.
Aclararon que Malabar está abierto siempre en temporada de verano y en invierno, sábados y domingos. “Consideramos que es importante mostrar lo que hacemos y no hay otro camino que estando abierto. El pasado fue un invierno muy crudo, donde entre la situación económica y el clima típico de la temporada nos ha complicado el tema de la concurrencia, por eso nosotros apostamos y nos venimos preparando con mucha anticipación, con propuestas que podemos generar para que en la Laguna haya un lugar que marque tendencia, un estilo de pasar el fin de semana, o de ‘cortar’ la semana”, dijo Federico.
Recordó que el verano pasado, al abrir en enero, solo pudieron trabajar a fondo en febrero y que después empezó a aflojar el ritmo de trabajo. “En abril empezó la propuesta de abrir los fines de semana. Ahora esperamos a que repunte lo que fue el inicio del verano anterior. Creo que para nosotros, la primera temporada a pleno será esta que viene”, apuntó.

El Mortero
Juan Carlos Aliano es originario de O´Brien y hace 25 años que vive en Junín. Siendo un visitante frecuente de la Laguna, decidió poner una sucursal de la panadería y confitería El Mortero en el balneario juninense.
“Toda la vida fui fanático de la Laguna por eso uno de los negocios que quería poner era este, fue uno de los caprichos míos”, manifestó Aliano, al ser consultado por Democracia.
La Panadería y Confitería El Mortero inauguró sus dos locales en el Parque Natural Laguna de Gómez, hace muy poco tiempo: el 20 de septiembre del corriente año.
“En estos meses abrimos viernes, sábado y domingo y feriados. Los primeros días de diciembre empezaremos la temporada, y hasta marzo, abriremos horario corrido, de martes a domingo, de 8 hasta la noche”, anticipó.
El Mortero tiene dos locales porque uno es panadería y en el otro funciona una cafetería y confitería. Cuenta con un espacio para cumpleaños y eventos sociales.

Según lo expuesto, esta será la primera temporada de verano en el balneario de este comercio, por lo cual está pendiente de cómo responderá el público en esta oportunidad.
“Vamos viendo cómo se presenta el panorama. El negocio es así, no es que abre y enseguida se llena de gente. Hay que buscarle la forma para que trabaje, hay que estar. Sin embargo, estamos trabajando mejor que las expectativas que teníamos”, aseguró el comerciante.
“Vemos que la mayoría de la gente que viene es de afuera. El último fin de semana tuvimos un cumpleaños, el sábado al mediodía, y era gente de Chacabuco y los invitados eran todos de Buenos Aires. Los porteños están muy contentos con la Laguna” dijo.
“Este balneario es un lugar hermoso, a la tardecita se transforma en esos lugares donde te querés quedar… hay una paz. Además vemos que las instalaciones, el espacio verde está todo muy prolijo, muy lindo y los fines de semana viene mucha gente”, describió el entrevistado.

COMENTARIOS