DÉFICIT EN LA ILUMINACIÓN DEL SECTOR

Cerrito Colorado Norte: Solicitan que se amplíe el alumbrado público

Hace años que se incorporaron unas veinte luces, con el aporte de vecinos y de la sociedad de fomento, y desde entonces no hubo mejoras en este servicio. También demandan mantenimiento en los accesos y en la plaza. Destacan las obras que mejoraron la transitabilidad en las calles. Reclaman más patrullajes.

Hace tiempo que los residentes del barrio Cerrito Colorado Norte hacen hincapié en que uno de los principales problemas del sector es el déficit del alumbrado público. El crecimiento del último tiempo aumentó la demanda de esta prestación, pero hace años que no se suman luminarias al sector.
Lo último que se hizo en este fue la incorporación de una veintena de luces, algo que se logró con el aporte de los vecinos y de la sociedad de fomento, lo que permitió en su momento ampliar la red de alumbrado público.
“Todavía faltan más”, señala el vicepresidente de la entidad barrial, Juan Manuel Soberano, para luego ampliar: “En el interior del barrio seguimos con la misma cantidad y el este es un sector que sigue creciendo. La demanda sigue estando, pero la realidad es que, si no surge de la sociedad de fomento, ni el municipio ni Eden nos dan más luminarias”.
En tanto, los lugareños también reclaman que sean iluminados los accesos. “Es un peligro constante –afirma Soberano– sobre todo de noche. Ya se produjeron accidentes, lo hemos solicitado al municipio y hasta el momento no tuvimos respuestas”.

La demanda del alumbrado sigue estando, pero si no surge de la sociedad de fomento, ni el municipio ni Eden nos dan más luminarias. Juan Manuel Soberano. Vicepte. de la Soc. de Fomento.

Allí la sociedad de fomento instaló, hace algunos años, carteles refractarios, una medida útil pero insuficiente. Para los fomentistas, “al no tener una luminaria que permita otra visibilidad, se generan los problemas y el riesgo es constante”.

Las calles
Una de las demandas históricas de los residentes de Cerrito Colorado Norte pasaba por el estado de las calles, algo que tuvo una respuesta positiva.
“Después de la última entrevista que hicimos en este medio –explica Soberano–, donde decíamos que las máquinas cuando iban al barrio hacían solamente una o dos calles, y permanecían media jornada y se retiraban, volvieron e hicieron un trabajo como corresponde, ya que los vecinos nos juntamos con los maquinistas y les explicamos cuáles eran las necesidades del barrio, sobre todo el abovedado de las calles, porque es una zona muy arenosa y si ese trabajo no se hacía correctamente, con las lluvias se encharcaba se destruían las calles. Entonces, se hizo el abovedado”.

Mantenimiento
Soberano sostiene que lo que necesita este barrio “es, básicamente, mantenimiento”. Esto se observa con nitidez en los accesos: “Sabemos que ahí tiene injerencia tanto el municipio como Vialidad, por lo que solicitamos el mantenimiento de las dársenas porque es muy peligroso bajar de la ruta o subir a ella cuando no está a nivel o en condiciones el ingreso”.
Otro tema relacionado al estado general del barrio es el de la recolección de ramas y montículos, trabajo que se realizó hace algunos días, aunque previo a esto pasaron ocho meses sin este servicio. “Esto ha pasado varias veces, suele pasar mucho tiempo para que se haga ese trabajo y debemos hacer los pedidos reiteradamente para que se cumpla”, agrega Soberano.
En tanto, el presidente de la sociedad de fomento advierte que un espacio que sí necesita un proceso de mantenimiento general es la plaza de Cerrito Colorado Norte: “Lo único que se le hace es el corte del césped, no se hace nada con las plantas ni los juegos. Tampoco está la luminaria. La tranquera que habíamos puesto con los vecinos se rompió. Con lo cual, sobre lo único que se trabaja es el pasto”.

Seguridad
Por último, en relación con la inseguridad, a partir de una serie de hechos que se sucedieron en la zona, hace algunos meses se creó un grupo de WhatsApp que incluye a los vecinos de este sector más los del barrio vecino: Cerrito Colorado Sur. “Es para poder tener una comunicación más fluida y tratar de cuidarnos entre nosotros”, señala Soberano.
Con todo, al momento de analizar la situación actual esta zona, asevera: “No estamos ajenos a lo que pasa en el resto de la ciudad, los problemas están, no tanto como hace un tiempo, pero sí hay algún inconveniente. Y los patrullajes no se hacen con la periodicidad que se hacían antes”.

COMENTARIOS