La variante de Chacabuco, paralizada desde hace cuatro meses.
La variante de Chacabuco, paralizada desde hace cuatro meses.
INFRAESTRUCTURA VIAL

Reclaman que se acelere la obra de la autopista sobre la Ruta Nacional 7

El intendente de Carmen de Areco, Marcelo Skansi, se refirió a las demoras en la construcción de la esperada autovía entre San Andrés de Giles y Junín. En ese distrito hubo 17 muertos en el último mes. Autoconvocados reclaman por la reactivación de la variante de Chacabuco.

Voceros, vecinos autoconvocados y dirigentes políticos lanzaron un pedido para que avance con mayor ritmo la obra de la autopista en la Ruta Nacional 7, que solo en el último mes se cobró 17 vidas en el distrito de Carmen de Areco. El último siniestro, registrado el fin de semana último, dejó un saldo de nueve fallecidos y un herido de gravedad.
Desde el 10 de junio de 2016, a casi tres años del inicio de la autovía entre San Andrés de Giles y Junín, momento en el cual el presidente Mauricio Macri estuvo en la Región para el anuncio oficial, actualmente están en construcción dos de los tres tramos.
En el primero, entre Chacabuco y Junín, ya se pavimentó cerca de un 90% de la doble vía nueva, y fue colocado el puente sobre el Río Salado situado en el kilómetro 234. Además, se montaron los tres distribuidores: la primera infraestructura se encuentra a la altura de la escuela rural (Chacabuco), la segunda en la entrada de O’Higgins y la tercera en La Agraria.
En el segundo trazado en marcha (San Andrés de Giles – Carmen de Areco), además del continuo movimiento y compactación del suelo, se empezó a colocar brea y los distribuidores que conectarán con caminos rurales.
Solo continúa sin ejecutarse el trayecto entre Areco y Chacabuco, en el que hace varios años atrás se convirtió en “ruta segura”, con la ampliación y pavimentación de banquinas. Como en el plan original del año 1969 no estaba comprendida la doble vía paralela, se tuvo que proyectar desde cero, “lo que demoró la licitación”, explicó el secretario de Obras Públicas de Junín, Marcelo Balestrasse.
Las empresas encargadas de hacer esos 70 kilómetros eran las mismas que estaban construyendo la variante de Chacabuco que se encuentra paralizada por problemas financieros en la UTE. Consiste en la construcción de 8 distribuidores, puentes sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
“La obra va muy lenta”, dijo el intendente de Carmen de Areco, Marcelo Skansi, y agregó: “Tenemos cero información, hay una falta de trato importante. En la época de Iguacel –ex director de Vialidad- fui varias veces a preguntar por el acceso a la ciudad pero no me atendió”.
En el cruce de la calzada nacional y Ruta Provincial 51, ubicado dentro del tramo donde no hay obras, el pasado 24 de marzo un camión colisionó contra una camioneta en la que viajaban las nueve víctimas fatales.
Entre Areco y Giles, Skansi destacó que el estado de la traza es bueno pero que se trata de una vía “angosta para la cantidad de vehículos que transitan a diario. Se hace imprescindible que se construya la autovía”. En ese sector, este domingo murieron ocho personas, tras un choque frontal.

“La burocracia mata”
"Como vivimos en un país donde la corrupción mata, porque nos ha pasado y lo he vivido, la burocracia también mata, porque hubo accidentes que se pudieron haber evitado si la ruta hubiese estado terminada", afirmó Ricardo González, vecino autoconvocado de Autovía Ya.
"La Ruta 7 es bioceánica, une el Atlántico con el Pacífico, y tiene un tránsito impresionante. Y no va un camión, van 10, 20, 30 en 50 metros de diferencia entre uno y otro y más en esta época de cosecha”, confirmó.
“Es terrorífico. A eso se le suma la negligencia de los que manejamos, que nos arriesgamos a pasar ajustados, queremos pasar un camión cuando no lo podemos pasar. Tenemos que educarnos en tránsito y manejo porque vamos a tener la autopista y nos vamos a seguir matando", subrayó.


Bypass de Chacabuco
La obra del bypass, de 23 kilómetros en Chacabuco, se encuentra paralizada desde el 30 de diciembre de 2018 por problemas financieros en la Unidad Transitoria de Empresas (UTE), que demoró una parte del plan principal de 196 kilómetros que, más allá de ese inconveniente, avanza a buen ritmo.
En una reunión, el senador provincial, Agustín Máspoli afirmó que el Gobierno nacional tomó cartas en el asunto sobre el contrato a esas compañías (Arroyos SA, Homaq SA y UCSA), que además estaban contratadas para el tramo Carmen de Areco - Chacabuco.
Si bien en un principio se habló de rescindir los contratos y volver a licitar, desde Vialidad Nacional confirmaron a Democracia que “se está negociando con las empresas contratistas actuales” y que “en breve tendremos definiciones de cómo se avanzará”.
"Se había empezado a trabajar desde el kilómetro 196 al 219. La obra estaba avanzando, la UTE presentó la quiebra, y la obra está parada desde hace cuatro meses ", comentó González. Y agregó: "Creemos que se va a hacer la obra, porque las veces que hemos ido a Vialidad nos dijeron que la plata está".
“Como autoconvocados lo que estamos reclamando es que se reinicien la obra cuanto antes, pero desde Vialidad dicen que hay que respetar tiempos legales para dar de baja la UTE y poder volver a sacar la licitación para que la obra continúe", señaló.

Variante de Giles
Comenzaron a gestar los trabajos finales en la variante de San Andrés de Giles dentro de un campo expropiado, obra perteneciente al proyecto de la autopista de Ruta Nacional 7.
Se trata de un “bypass” de 8 kilómetros, transformado en autovía semi-urbana, que nace en el km 98 (donde comienza hoy, la autopista) y se acopla a la traza original en el 106, que rodea el casco urbano de esa ciudad.
Desde Vialidad Nacional informaron que ahora se están colocando las capas finales de asfalto y las barandas de seguridad. Además, en las próximas semanas iniciarán con las tareas de demarcación en la calzada.
Con el objetivo de evitar que el tránsito atraviese esa localidad, este nuevo recorrido cuenta con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.

COMENTARIOS