Invertir en la bomba de cobalto no es mirar al pasado
TRIBUNA DEL LECTOR

Invertir en la bomba de cobalto no es mirar al pasado

Realmente es penoso observar en todos los tiempos como los políticos lugareños buscan llevar agua para sus molinos sin evaluar honestamente el mejor destino de sus dichos, y que no puedan con razonado equilibrio controlar el dispendio de su energía, dirigida presuntamente a mejorar la situación de sus conciudadanos.

Me limitaré aquí a reproducir lo informado por el Dr. Juan Pablo Servielle, a cargo del Servicio de Cobaltoterapia del HIGA y también del Hospital Interzonal con asiento en la ciudad de Mar del Plata, y Director Médico donde funciona el Acelerador Lineal de un Servicio Privado de Junín: “con un equipo de cobalto y software de planificación de última tecnología se pueden tratar tumores tales como rectales, de cuello de útero, de cuerpo de útero, de mama, metástasis cerebrales y óseas, etc., que abundan hoy en nuestro medio. En Junín contamos con un Equipo de Cobalto en el HIGA Piñeyro, con el cual se pueden tratar todas estas afecciones oncológicas y que cuenta con personal profesional especializado, avalado por Autoridad Regulatoria Nuclear.
“El problema actual no es que el Equipo de Cobalto sea obsoleto, sino que hay que cambiar su fuente radioactiva para poder realizar los tratamientos correctamente. Hay una realidad, la tecnología avanza, y existen actualmente Aceleradores Lineales en Centros Privados y a futuro en Hospitales Públicos, pero que no suplantan los tratamientos y beneficios que brinda un equipo de cobalto. Por otro lado, el mantenimiento de un Equipo de Cobalto es relativamente sencillo y menos costoso en comparación con un Acelerador Lineal, lo cual es ideal para un hospital público, dado que ante un eventual desperfecto, su reparación es inmediata y de bajo costo, mientras que en el caso de un Acelerador Lineal, por costos y burocracia la reparación puede eventualmente llevar semanas.
“Por lo tanto, con el equipo actual, renovada su fuente radioactiva, se pueden realizar numerosos tratamientos oncológicos con radioterapia, y de necesitarse mayor tecnología, como para tumores de próstata por ejemplo, se tendría que derivar a un centro de mayor complejidad…”.
Particularmente no creo que haya argumentos técnicos que contradigan lo expuesto a su tiempo por el radioncólogo a quien pertenece la transcripción anterior; sólo espero que en la soledad de sus razonamientos logre disipar las controversias subjetivas que su actual posicionamiento político le dicta, y no provoque confusiones en el sensibilizado entendimiento de quien puede estar sufriendo el drama de ser paciente oncológico.

Ricardo Santiago Smith
DNI 4.967.857

COMENTARIOS