Theresa May pospone la votación  del Brexit para evitar una derrota
REINO UNIDO

Theresa May pospone la votación del Brexit para evitar una derrota

Theresa May agachó la cabeza y decidió ganar tiempo y salvar, de momento, su futuro político. La primera ministra retiró del orden del día el acuerdo del Brexit alcanzado con la UE, cuya votación estaba prevista para este lunes, ante una más que segura derrota. “Si hubiéramos seguido adelante”, reconoció, “hubiera sido rechazado por un margen significativo”. May no ofreció fecha alternativa. Se ha comprometido a hablar con los líderes europeos para renegociar el punto más conflictivo del pacto, el llamado backstop o salvaguarda irlandesa.

Había sido un rumor a gritos durante todo el fin de semana, y este lunes por la mañana se confirmó. May convocó a sus ministros más leales a una conferencia telefónica y les comunicó que daba su brazo a torcer. El acuerdo del Brexit negociado con la UE debía ser votado este lunes en la Cámara de los Comunes, y los últimos cálculos apuntaban a una derrota estrepitosa del Gobierno. El laborismo iba a votar en contra, también los unionistas norirlandeses del DUP que sostienen la mayoría parlamentaria de May, los nacionalistas escoceses, los liberales demócratas, y lo que era más humillante, hasta 80 diputados conservadores entre euroescépticos, proeuropeos o simplemente escépticos.

COMENTARIOS